El crudo se queda en los 62 dólares por las suaves temperaturas

Los precios del petróleo experimentaron una ligera moderación esta semana debido principalmente al clima cálido en el norte del planeta, pero se mantienen por encima de los 62 dólares ante la posibilidad de que la OPEP decida el próximo jueves una nueva rebaja de su oferta, tras la pactada en octubre, y siguiendo a su manera la pauta que buena parte de los analistas asignan al llamado oro negro: la estacionalidad.

Y es que desde el pasado año, las principales casas de análisis de materias primas y productos energéticos señalan que los precios del crudo se han convertido en un fenómeno marcado por alzas en la temporada de huracanes en el golfo de México y el Caribe y durante los meses de invierno. El resto del año, el crudo cotiza a precios más asequibles.

El caso es que con la llegada del frío a los principales países consumidores, en Norteamérica y Europa del Norte, el precio de los combustibles derivados sube y arrastra con él el de la materia sin refinar. Eso, claro, si el frío llega.

Estacionalidad… si hiciese frío

El factor clima sigue siendo uno de los principales protagonistas del escenario. Si los pronósticos de una ola de frío en EE UU motivaron gran parte de la fuerte subida de los precios la semana anterior, las temperaturas inusitadamente altas en el norte del planeta los vienen frenando en los últimos días.

Las benignas temperaturas en EE UU y en gran parte de Europa -donde nadie recuerda un mes de diciembre tan cálido-, merman la demanda de combustible para calefacción y presionan así a la baja sobre las cotizaciones.

La tendencia bajista se ve también propiciada por el alto nivel de las reservas almacenadas de crudo y productos derivados en las naciones consumidoras, que si bien han registrado descensos en las últimas semanas, siguen muy por encima de las que había hace un año.

La cotización del barril Brent, el de referencia en Europa, para entrega en enero descendió ayer 37 centavos hasta terminar en 62,20 dólares en el Intercontinental Exchange Futures (ICE), el mercado petrolífero de Londres, perdiendo nada menos que 2,42 dólares en sólo siete días.

Mientras tanto, en la Bolsa Mercantil de Nueva York (NYMEX), el crudo WTI, referencia clave en EE UU, retrocedió hasta los 62,03 dólares/barril, restando 46 centavos al precio del jueves y 1,40 dólares en una semana.

Así, el Brent y el WTI, dos tipos de crudo de alta calidad, calificados de «dulces y ligeros» (debido a su bajo contenido de azufre), han perdido buena parte de las fuertes ganancias de la semana anterior (subieron más de un 7%), que fueron las primeras después de que los precios del crudo cotizasen entre 50 y 60 dólares durante casi todo el otoño.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído