Los bancos argentinos deberán devolver los ahorros de la crisis del `corralito´

(PD/Agencias).- La devolución se realizará en pesos, a 1,40 por dólar depositado con una corrección. Sólo afectará a quienes tengan acciones judiciales que estén pendientes de resolución. El fallo ratifica la constitucionalidad de la denominada ‘pesificación’.

La Corte Suprema argentina ha puesto fin a cinco años de compulsas judiciales entre los bancos y miles de clientes al ordenar a los primeros que devuelvan la totalidad de los depósitos en dólares que tenían a principios de 2002, cuando se desató la peor crisis económica que recuerda el país suramericano.

Si bien el fallo ratifica la constitucionalidad de la denominada ‘pesificación’ (la conversión a pesos de los ahorros en dólares), también establece que los fondos se devolverán en moneda argentina a la razón de 1,40 pesos por dólar depositado, más la aplicación de un índice relacionado con la inflación y una tasa de interés anual del 4%, junto a un índice que refleja la evolución de la inflación minorista.

De este modo, si el pago ordenado a los bancos se efectuase hoy, el inversor recibiría unos 3,08 pesos por dólar depositado, en línea con la cotización actual, de 3,06 pesos para la compra y 3,10 pesos para la venta.

«El resultado es, al momento del fallo, equivalente al 100% del valor en dólares del depósito», destacó la Corte en un comunicado, en el que agrega que, de este modo, «no hay lesión» al «derecho de propiedad» del ahorrador. También entiende que la conversión de pesos de los ahorros en dólares decretada en enero de 2002 fue «constitucional».

Sin embargo, si durante la ejecución de la sentencia, el resultado de la ecuación superara a la cotización del dólar de ese momento por efecto de una mayor inflación, el pago deberá realizarse a la paridad del tipo de cambio. Esta prevención fue añadida por el Supremo para evitar posibles demandas de los bancos que pudieran alegar perjuicios por pagar más del valor original de los

Afecta a 46.000 millones de dólares
El fallo de la Corte alcanza a las acciones judiciales que estaban pendientes de resolución iniciadas por unos 50.000 ahorradores perjudicados por la llamada ‘pesificación’ de sus depósitos en cuentas a la vista, decretada en enero de 2002, y no se aplicará para aquellos clientes que no hayan interpuesto demandas.

La conversión a pesos afectó los ahorros por 46.000 millones de dólares (34.957 millones de euros actuales) depositados en cuentas corrientes y cajas de ahorro, y cuyos movimientos ya habían sido restringidos a finales de 2001 mediante el denominado ‘corralito’, impuesto por el Gobierno del ex presidente Eduardo Duhalde para evitar la salida masiva de dinero del sistema financiero.

El máximo tribunal del país aclaró que no se trata de un fallo «dolarizador de la economía», pues reafirma la validez de la denominada «pesificación» como «regla general de la economía», por lo que los bancos devolverán pesos que luego los ahorradores podrán utilizar para comprar dólares en el mercado cambiario.

Desde 2001, miles de inversores recuperaron su dinero progresivamente a la razón de 1,40 pesos por dólar, más la aplicación de un coeficiente derivado del índice de inflación, una fórmula impuesta por el gobierno para la devolución de depósitos tras la crisis.

Otros recurrieron a la Justicia y recuperaron hasta un 50% de sus ahorros en dólares, en tanto que un tercer grupo no retiró los fondos, a la espera de una resolución judicial favorable.

La decisión adoptada por la máxima instancia judicial de Argentina fue recibida con algo de desconcierto por medio centenar de ahorradores, que desde este martes montaban vigilia a las puertas de los Tribunales a la espera del fallo.

«En términos reales creo que se acerca bastante a lo que teníamos ahorrado. El tema es cómo sigue después esto (…) si nos compensarán por los daños y perjuicios que nos ha ocasionado estar sin acceder estos cinco años a nuestros ahorros», explicó un manifestante.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído