¿Hasta dónde puede caer la bolsa?

(PD).- El desastroso arranque del año en la bolsa ha puesto los pelos de punta a muchos inversores, que ya venían escaldados de 2007 -se ganó dinero en muy pocos valores a pesar de la subida del Ibex- y que confiaban en las previsiones optimistas de los analistas.

Especialmente sangrante fue la sesión del viernes, en la que 42 valores perdieron más del 5%. Ahora la gran pregunta es hasta dónde va a llegar la caída de la bolsa.

La respuesta, obviamente, es muy difícil. De momento, nos encontramos ante una nueva corrección de la tendencia alcista, similar a las que sufrió el Ibex en febrero o en agosto-septiembre.

Pero podría ser mucho peor esta vez, por varios argumentos de análisis técnico. El primero es que el Ibex confirmó justo en la sesión final de 2007 una figura típica de cambio de tendencia -conocida como doble techo- con la pérdida de los 15.200 puntos. Sus implicaciones bajistas se vieron claramente la semana pasada… y deben continuar, aunque haya rebotes intermedios.

En segundo lugar, el índice español ha perdido a uno de sus paladines de 2007, Telefónica, que se ha vuelto a la baja de forma clara. Así, ha quedado casi exclusivamente en manos de Santander y, en mucha menor medida, Iberdrola. Si el banco cántabro pierde los 14 euros, la situación pasará a estar totalmente controlada por los bajistas.

Pero lo más grave lo tenemos en el entorno internacional. Los grandes índices europeos y norteamericanos se encuentran en los mínimos de la recaída de noviembre (el Ibex los ha perforado ya, pero porque entonces cayó mucho menos que el resto y ahora se ha puesto al día, por así decirlo). Si se pierden niveles como los 4.175 puntos del EuroStoxx 50, la caída puede ser mucho más importante.

Lo más preocupante está en el Dow Jones, que el viernes cerró justo en los mínimos de agosto y noviembre: si esta zona aguanta, tendremos un posible triple suelo (figura muy alcista); pero si no, el escenario se pondría verdaderamente feo.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído