Las donaciones privadas a los partidos desgravan a Hacienda

(PD/Agencias).- Los militantes y simpatizantes de los partidos políticos tienen importantes motivos para estar de enhorabuena, más allá de los resultados que hayan obtenido los suyos en las últimas elecciones generales.

Cuenta Agustí Sala en El Periódico, que las cuotas y aportaciones que realizan desde el pasado 1 de enero se pueden rebajar de la base imponible del impuesto sobre la renta de las personas físicas (IRPF) hasta el límite de 600 euros anuales. Se trata de una ventaja fiscal solo equiparable a aquella de la que disfrutan los planes de pensiones, cuyo límite anual es el 30% de los ingresos o 10.000 euros a partir de 33.334 euros.

Es mucho más ventajosa que la deducción que se puede practicar con las cuotas satisfechas a sindicatos, que se resta de los rendimientos del trabajo para obtener la cantidad neta que tributa. Estas cantidades computan como gasto deducible para calcular los rendimientos del trabajo, con el límite de 300 euros anuales, la mitad de la suma límite deducible para los partidos.

La medida se incluye en la ley orgánica sobre financiación de los partidos políticos y es una de las grandes novedades de la normativa sobre financiación de las formaciones políticas. El resto de la norma rige desde julio del año pasado.

APORTACIÓN PÚBLICA

Los beneficios tributarios implican tanto a las cuotas como a las donaciones. El nuevo marco regulador de la financiación de los partidos excluye a éstos del pago del impuesto de sociedades por las rentas obtenidas para financiar sus actividades.

Según los datos de fiscalización del Tribunal de Cuentas del 2004 -los últimos disponibles-, la financiación pública que recibieron las fuerzas políticas fue, en total, de 175,6 millones de euros. A ello hay que sumar 94 millones por subvenciones electorales y 9,6 millones por aportaciones privadas -de los que 7,9 millones fueron anónimas y 1,7 millones nominativas-.

CUOTAS Y DONACIONES

En el capítulo de cuotas y aportaciones destacaron, en el mencionado año 2004, Convergència Democràtica de Catalunya (CDC), con 3,6 millones de euros; Izquierda Unida, con 1,6 millones; el Partido Popular, con 9,9 millones; y el Partido Socialista Obrero Español, con 13,3 millones -en la que suma también donaciones y aportaciones-. El Partit dels Socialistes de Catalunya, por su parte, sí que desglosó e incluyó 1,6 millones de euros en cuotas en sus cuentas del 2004.

Finalmente, en el capítulo de donativos y aportaciones destacan los que recibió el Partido Nacionalista Vasco, con una suma de 1,2 millones de euros; el Partido Popular, con 3,8 millones; y la federación de Convergència i Unió, con 1,053 millones en aportaciones y donaciones.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído