Llenar el depósito es hasta 18 euros más caro que hace un año

Llenar el depósito es hasta 18 euros más caro que hace un año

(PD).- Llenar el depósito de un vehículo es casi 18 euros más caro que hace un año. Eso en lo que al gasóleo se refiere, mientras que en el caso de la gasolina supone un desembolso de 8,74 euros más.

Pero la escalada imparable del crudo no solo se deja notar en el bolsillo de los conductores, las grandes compañías aéreas también están padeciendo los rigores de la crisis. Así, varias aerolíneas como Air Berlín, Ryanair o Continental ya han anunciado recortes de vuelos y flota para intentar hacer frente al encarecimiento del petróleo.

El precio del litro de gasóleo en España rompió su tendencia bajista de las últimas dos semanas y volvió a subir hasta los 1,296 euros por litro, mientras que la gasolina super-95 marcó un nuevo máximo histórico, situándose los 1,251 euros por litro, según datos del último Boletín Petrolero de la Unión Europea (UE). Estos precios sitúan en 71,28 euros el coste del llenado de un depósito medio de gasóleo de 55 litros, lo que supone un desembolso de más casi 18 euros que hace un año.

En el caso de la gasolina, los vehículos con este combustible necesitan 68,80 euros para el llenado de su depósito, 8,74 euros más que hace un año. En lo que va de año el precio del litro de gasolina se ha encarecido casi un 12,3 por ciento, mientras que el gasóleo acumula una subida del 19,7 por ciento. Si comparamos estos precios con los de hace un año, el precio del litro de diésel es un 33,6 por ciento más caro, mientras que el de la gasolina super-95 se ha encarecido casi un 14,5 por ciento.

Y frente al encarecimiento incesante del crudo, las grandes aerolíneas preparan ya su respuesta: recortes de vuelos y flota a partir del próximo invierno. Por ejemplo, Air Berlín anunció una serie de modificaciones de los vuelos de invierno con respecto a la temporada de verano con la suspensión de las conexiones con Pekín y Shanghai, los vuelos desde Dusseldorf a Nueva York, así como las rutas a Mauritius y Sri Lanka. Los enlaces a Ciudad del Cabo, Windhoek y Bangkok se verán recortados. Además, la compañía alemana también reducirá un 11,6% su flota en invierno como parte de un recorte de costes ante el incremento del precio del combustible. La aerolínea pasará de tener 134 aviones a 120 a finales de año.

SUSPENSIONES TEMPORALES

Otra de las aerolíneas de bajo coste que se está planteando reestructurar sus rutas a partir de octubre es la irlandesa Ryanair, que anunció que está estudiando la posibilidad de reducir rutas y frecuencias de vuelo. En esta misma línea el presidente de la aerolínea lusa TAP, Fernando Pinto, admitió que la compañía podría cancelar de manera temporal algunos vuelos después del verano para hacer frente al encarecimiento del combustible. «Puede no ser interesante volar a algunos mercados en una determinada época, por lo que esos vuelos serían suspendidos temporalmente», anunció.

Ya en Estados Unidos, la norteamericana Continental Airlines anunció, por su parte, que reducirá un 6,4% su capacidad a partir del 3 de septiembre, un anuncio que se suma al anuncio realizado hace dos semanas de eliminar 3.000 puestos de trabajo en una carta remitida a los 45.000 empleados de la compañía. Además, anunció que desde el próximo 3 de septiembre la compañía acometerá una reducción de frecuencias de vuelos en determinados mercados en los que opera y cerrará varias de sus bases tras el cierre de su servicio.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído