Solbes cree injustificada la ayuda del Gobierno a empresas con «mala suerte»

(PD).- El vicepresidente segundo, Pedro Solbes, considera que Martinsa-Fadesa «ha tomado unos riesgos excesivos» y ahora debe asumir sus consecuencias. En una entrevista en Punto Radio, el ministro de Economía se ha mostrado contrario a la intervención del Gobierno porque es «muy difícil de justificar» el uso del dinero de los impuestos para ayudar a empresas con «mala suerte».

No obstante, Solbes sí contempla otros tipos de ayudas. El vicepresidente económico asegura que el Gobierno busca un cauce para conceder un crédito a la inmobiliaria, aunque incidió en que el Instituto de Crédito Oficial (ICO) no puede prestar «dinero para funcionar».

El presidente de Martinsa-Fadesa, Fernando Martín, pidió un préstamo de 150 millones de euros al ICO para poder hacer frente a sus obligaciones con una cuarentena de bancos acreedores. El organismo rechazó la petición porque no se ajustaba a los fines para los que concede créditos.

Solbes considera que los empresarios «por definición arriesgan», lo que es positivo porque ayuda a que la economía y el empleo crezcan, y añadió que, del mismo modo que consiguen beneficios, los riesgos que toman, deben asumirlos sus accionistas.

De cualquier modo, Solbes señaló que el interés del Ejecutivo es que «salgamos de esta situación de la mejor manera posible, manteniendo al máximo el empleo, garantizando que las viviendas se construyan» o que se devuelvan las aportaciones adelantadas.

El vicepresidente económico apuntó que Martinsa compró la cotizada Fadesa en marzo de 2007, cuando en el sector «algunos vendían y otros compraban», mientras había otras empresas que empezaban a diversificar su negocio, para no basarse sólo en la construcción inmobiliaria.

Propagación del problema

El vicepresidente económico reconoció que el concurso de acreedores de Martinsa-Fadesa (antigua suspensión de pagos) afecta al resto del sector inmobiliario y también al financiero, aunque aclaró que el «seísmo» bursátil no se debe sólo a esta crisis, sino también a otros factores.

Entre las causas de aquel «día difícil», Solbes mencionó la intervención del Gobierno estadounidense en el sector hipotecario al asegurar que rescataría a las dos grandes compañías del negocio en el país, Freddie Mac y Fannie Mae.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído