¿El batacazo de Marrtinsa-Fadesa provoca una crisis Solbes-Sebastian?

(PD).- La intervención del Gobierno en la inmobiliaria Fadesa- Martinsa ha supuesto un nuevo choque entre el vicepresidente segundo y ministro de Economía, Pedro Solbes, y el ministro de Industria, Miguel Sebastián, aunque en esta ocasión haya sido Solbes quien se ha llevado el gato al agua haciendo uso de sus galones.

Explica R. Esteller en El Economista que el Instituto de Crédito Oficial no le concedió a Fernando Martín el préstamo de 150 millones de euros que necesitaba para salvarse de soliticar el concurso de acreedores, tal y como el Gobierno se había comprometido en pleno periodo electoral, pese a que el empresario había logrado refinanciar una deuda de 4.000 millones de euros.

Apuntando a Solbes

Por ese motivo, el ministro de Industria, Miguel Sebastián, quiso ayer lavarse las manos sobre la conveniencia o no de intervenir en casos como el de Martinsa-Fadesa y aseguró que los bancos centrales deben intervenir cuando se trata de cuestiones sistémicas, y si no se ha intervenido en este caso es porque el Banco de España y el Ministerio de Economía han considerado que este no era el caso.

De esta forma, Sebastián ponía en el ojo del huracán al vicepresidente segundo, que sería así el responsable político de los problemas que pudieran plantearse en la entrega de viviendas, en el pago a los proveedores de esta empresa o en un posible arrastre de otras inmobiliarias.

El ministro de Industria se permitió además añadir un propuesta de su cosecha y aseguró que «es un buen momento para que el Gobierno compre suelo», como una alternativa a la intervención del Instituto de Crédito Oficial para relanzar este sector, que pese a todo sigue subiendo los precios de las viviendas.

Sebastián insistió en que la crisis inmobiliaria y el enfriamiento del sector «van a mejorar la competitividad», ya que la economía española tiene motores suficientes, como el sector del automóvil o el turístico, para «sustituir» el sector inmobiliario. De hecho, el propio ministro confía en el sector exterior para recuperar la fortaleza de la economía en los próximos años.

En este sentido, pronosticó que cuanto antes caigan los precios antes se recuperarán y se mostró convencido de que una vez que pase este ajuste «todo va ser positivo», y auguró «pronto» un crecimiento del 100 por cien en el sector.

Sebastián admitió que existe un problema de liquidez, pero defendió la labor del Banco de España, que «está haciendo una buena política». De hecho, dijo, el sistema financiero español goza de buena salud, los bancos y cajas españoles siguen haciendo negocio y «es evidente que disponen de liquidez».

Petición de comparecencia

Al que no se le escuchó ayer decir esta boca es mía fue al vicepresidente económico y ministro de Economía, Pedro Solbes, que comparecerá en el Congreso el próximo 28 de julio para exponer las medidas del Gobierno frente a la crisis económica y los datos arrojados por las balanzas fiscales autonómicas.

En concreto, la petición de comparecencia de Solbes fue promovida inicialmente por el Partido Popular e Izquierda Unida, que registró su petición con el apoyo del Partido Nacionalista Vasco. Finalmente, el resto de formaciones con representación parlamentaria respaldaron la iniciativa en la Diputación Permanente del Congreso, incluido el PSOE, que ya había anunciado que el vicepresidente no tenía inconveniente en acudir a la Cámara este mismo mes para dar cuenta de la situación económica.

El choque entre Pedro Solbes y Miguel Sebastián es una más de las fricciones que se han producido entre ambos políticos en los últimos años. El ministerio de Vivienda, encabezado por Beatriz Corredor, parece que está más cercano a las tesis defendidas por Solbes, puesto que aseguraron que el Gobierno no está para intervenir.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído