El barril de crudo baja… y no nos enteramos

El barril de crudo baja... y no nos enteramos

(PD).- Los precios del petróleo prolongaron su caída este jueves en Nueva York, totalizando un descenso de más de 15 dólares el barril en tres días, en un mercado inquieto por el impacto de la desaceleración económica sobre el consumo de energía, principalmente en Estados Unidos.

En el New York Mercantile Exchange (Nymex), el barril de West Texas Intermediate (designación del «light sweet crude» negociado en EEUU) para entrega en agosto perdió $5.31 dólares, en relación al cierre del miércoles, para terminar en $129.29 dólares.

El barril de crudo había franqueado por primera vez en su historia los 130 dólares el 21 de mayo pasado.

En Londres, el barril de Brent para entrega en setiembre (primer día de cotización del contrato) perdió 5,12 dólares, a 131,07 dólares.

En tres días, el crudo cayó 15,89 dólares en Nueva York, y 12,85 dólares en Londres. «Las cotizaciones continuaron bajando, siguiendo la tendencia de las sesiones anteriores», explicó el analista independiente Jim Ritterbusch.

En momentos en que los inversores buscan cualquier señal de un descenso de la demanda de oro negro en Estados Unidos, los stocks de crudo, cuyos datos fueron publicados el miércoles, aumentaron en 3 millones de barriles la semana pasada. Los analistas preveían por el contrario un descenso de las reservas.

Los datos del departamento de Energía dan cuenta también de un alza mayor que la prevista de los stocks de gasolina y productos destilados y un descenso del consumo en las cuatro últimas semanas, en relación al año pasado.

La demanda de gasolina, particularmente seguida durante el período estival en Estados Unidos, bajó 2,1%.

«El debilitamiento de la demanda y la reconstitución de la oferta por parte de la OPEP (Organización de Países Exportadores de Petróleo, ndlr) podrían finalmente ser puestos en evidencia por las estadísticas, lo que favorecería un mayor repliegue» de los precios del crudo, según Antoine Halff, de Newedge Group.

«Hay crecientes temores de que la reducción de la demanda registrada en Estados Unidos se extienda a Europa, e incluso a los países emergentes», motor de la demanda mundial, concordó

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído