El indicador adelantado descarta una recuperación rápida de la economía estadounidenses

(PD).- El indicador adelantado cayó el 0,7% en julio, lo que apunta a «un lento crecimiento durante el resto del año y, posiblemente, un frenazo de la economía», según la Conference Board, responsable del indicador. Tan mal ven las cosas que su economista Ken Goldstein se permitió bromear diciendo que «si hay una recuperación en el segundo semestre, será en el segundo semestre de 2009».

Cinco de los 10 indicadores que forman este índice cayeron el mes pasado, empezando por los permisos de construcción, las cotizaciones bursátiles y las demandas de subsidios de paro. Tres indicadores subieron, encabezados por los diferenciales de tipos de interés y las expectativas de los consumidores.

Ahora bien, algunos analistas critican que algunos de estos elementos, como los subsidios o los permisos de construcción, estuvieron distorsionados por efectos excepcionales, lo que exagera la lectura negativa de indicador. Si se excluyen, el índice habría mantenido su moderada tendencia negativa. Esta interpretación no tan mala se vio reforzada ayer por la mejoría del índice de la Fed de Filadelfia, aunque fue el noveno mes consecutivo con una cifra negativa.

En todo caso, la Conference Board concluye que sus indicadores «sugieren que el riesgo de un mayor debilitamiento económico a corto plazo sigue siendo elevado». Y este riesgo es precisamente lo que evaluarán hoy los miembros de la Reserva Federal en su reunión anual en las montañas de Jackson Hole.

En especial, evaluarán el resultado de las drásticas medidas adoptadas en el último año y si conviene adoptar más o no. Porque, además de las malas perspectivas sobre la economía, tiene que lidiar con la falta de respuesta de la crisis financiera a las bajadas de tipos y las inyecciones masivas de liquidez. La clave, según la mayoría de los expertos, está en el suelo del mercado inmobiliario; hasta que ese suelo no se produzca, es imposible prever las pérdidas que tendrán que asumir los bancos.

Y eso significa un enorme potencial de sorpresas negativas. Y, como ya hemos dicho en varias ocasiones en Bolságora, este mercado sólo puede subir de forma consistente con una buena noticia desde el sector financiero que, hoy por hoy, nadie prevé.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído