El petróleo es más barato, pero la tormenta aérea persiste

El petróleo es más barato, pero la tormenta aérea persiste

(PD).-La industria aérea atraviesa una situación «extremadamente delicada» por los costes de los combustibles, aunque al menos ha mejorado su situación respecto a julio, cuando el barril de petróleo alcanzó su máximo histórico de 147 dólares. Según la Asociación Internacional del Transporte Aéreo (IATA), las aerolíneas perderán este año 5.200 millones de dólares si el barril de crudo vale unos 113 dólares, una cifra bastante inferior a sus pronósticos de junio, cuando estimó 6.100 millones de pérdidas con un barril a 135 dólares.

«Estamos en el centro de una tormenta perfecta, en una situación muy frágil, incluso en aquellos mercados que considerábamos muy robustos, como el de Asia Pacífico», asegura Giovanni Bisignani, director general de la Asociación. «Este año la industria pagará una factura por combustible de 186.000 millones de dólares, es decir, 50.000 millones de dólares más que en 2007».

El «guión pesimista» de la IATA es el escrito en junio, mientras que el «optimista» supondría 2.300 millones de dólares de pérdidas, según Bisignani.

«La combinación tóxica de altos precios del petróleo y la caída de la demanda siguen envenenando la rentabilidad de la industria», subrayó antes de explicar que el precio medio de 113 dólares por barril, a pesar de ser mejor de lo temido, «está 40 dólares por encima del nivel medio de 73 dólares por barril de 2007».

Según la IATA, los gastos de combustible representan para la industria aérea «el 36% de todos los costes de operaciones de las aerolíneas». Para empeorar las cosas, los datos de demanda del pasado julio, que suele ser el mejor mes del año, mostraron la cifra más baja de los últimos cinco años.

La región que saldrá peor parada en 2008 es Norteamérica, con pérdidas de 5.000 millones de dólares, algo muy significativo porque en 2007 obtuvo 2.800 millones de beneficios.

Asia-Pacífico verá caer sus beneficios de 900 millones de dólares en 2007 a 300 millones en 2008; Europa pasará de ganar 2.100 millones en 2007 a sólo 300 millones este año; Latinoamérica y África incrementarán sus pérdidas hasta 300 millones de dólares y 700 millones, respectivamente. Por último, Oriente Medio ganará 200 millones de dólares.
Disminuye la demanda de vuelos

La situación «más preocupante» se produce el sector de carga, que experimentó en julio un descenso en la demanda del 1’9% respecto al mismo periodo de 2007.

«La carga es el termómetro de toda la economía, y el 5% de todo el valor de los bienes transportados en el mercado internacional se mueven por transporte aéreo», señaló Bisignani.

Especialmente dura fue la caída en este sector en las aerolíneas de Asia-Pacífico, que perdieron un 6,5% de la demanda. «Esto ha sido un shock, puesto que la carga transportada en la región de Asia Pacífico representa la mitad del total».

Según las previsiones para el 2009, que la IATA ha anunciado por primera vez, las dificultades se mantendrán y la industria tendrá unas pérdidas de 4.100 millones de dólares, asumiendo un precio medio del barril de petróleo de 110 dólares.

Autor

Luis Balcarce

Desde 2007 es Jefe de Redacción de Periodista Digital, uno de los diez digitales más leídos de España.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído