Barclays será el dueño de Lehman Brothers

(PD).- Un juez del tribunal de bancarrota estadounidense ha aprobado el acuerdo que permitirá a Barclays, cuarto banco británico por valor, comprar el negocio central del cuarto banco de inversión estadounidense Lehman Brothers, declarado en quiebra a principios de semana.

Al tomar su decisión, el juez ha explicado que no ha encontrado ninguna alternativa mejor para los activos de Lehman. «Tengo que aprobar esta transacción porque es la única disponible», ha declarado James Peck, juez de Manhattan.

La cifra de compra está en torno a los 1.350 millones de dólares (936 millones de euros) e incluye el principal edificio de oficinas del banco, situado en Manhattan. Con el acuerdo de compra se garantizan los puestos de trabajo de los 9.000 empleados que el banco tiene en EE UU, la mitad de los efectivos totales de la entidad. Sin embargo, la compra no incluirá los activos que Lehman tiene en Canadá, que están valorados en torno a los 47.000 millones de dólares (32.600 millones de euros).

Esta compra se suma al acuerdo al que llegaron ambas entidades el martes para comprar la sección de brokers de la entidad, por cerca de 2.000 millones de euros.

La quiebra de Lehman es la más importante en Estados Unidos desde 1990, cuando presentó la misma declaración Drexler Burnham Lambert, especialista en «bonos basura». Lehman Brothers, que operaba desde hace 158 años, se convierte en el tercer banco de inversión que desaparece o cambia de manos en seis meses en Estados Unidos, después de que en marzo Bear Stearns obligara a intervenir al Departamento del Tesoro y hace dos días Bank of America comprara Merrill Lynch por cerca de 50.000 millones de dólares.

Reclamaciones desde Europa

Por otro lado, los administradores de los negocios europeos de Lehman han reclamado la devolución de 8.000 millones de dólares, alrededor de 5.500 millones de euros, que el banco transfirió a la compañía holding de EE UU antes de que el grupo se declarara en quiebra.

Tony Lomas, socio de PriceWaterhouseCoopers al frente de la administración londinense, ha explicado, según informa el diario económico Financial Times, que la transferencia no es sospechosa, pero no ha querido descartar nada. «Hay que seguir investigando porque es una suma muy alta», ha dicho. La reclamación representa un endurecimiento de la postura de los administradores.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído