Irlanda se convierte en el segundo país europeo que entra en recesión

Irlanda, uno de los países más expuestos a la crisis inmobiliaria y con muchas similitudes con España, entró en recesión tras una contracción de su Producto Interno Bruto (PIB) en el segundo trimestre del año en relación al anterior, por segunda vez consecutiva, indicaron el martes datos oficiales.

De esta forma se convierte en el segundo país europeo, tras Dinamarca, que entra en recesión.

El PIB irlandés se contrajo un 0,5% en el segundo trimestre de 2008, en relación al primer trimestre, según datos de la Oficina Central de Estadísticas (OCE). En el primer trimestre, la economía irlandesa se contrajo un 0,3% en relación al último trimestre de 2007.

La definición técnica de recesión son dos trimestres consecutivos o más de crecimiento económico negativo. La economía irlandesa también se contrajo en el primer y el segundo trimestre del año en una medición interanual.

«En el segundo trimestre de 2008, el PIB decreció un 0,8% en precios constantes comparado con el mismo periodo de 2007», dijo la OCE en un comunicado. «Este es el segundo trimestre consecutivo en el cual el PIB registra un decrecimiento comparado con el mismo trimestre del año anterior», señaló.

El crecimiento económico cayó a un -1,3% interanual en el primer trimestre de 2008, agregó la OCE. La cifra marca una ligera revisión al alza de la estimación previa de -1,5%.

La crisis irlandesa tiene su origen sobre todo en el estallido de la burbuja inmobiliaria de los últimos años. Mientras Dinamarca sale a duras a penas de un breve episodio de recesión técnica, la zona euro en su conjunto podría entrar en recesión en los dos o tres últimos trimestres del año, según recientes previsiones de la Comisión Europea. Este sería el caso de Alemania, España y el Reino Unido.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído