JP Morgan rescata a Washington Mutual por 1.900 millones de dólares

Washington Mutual se ha convertido en la mayor quiebra bancaria de la historia de Estados Unidos, y ha terminado siendo adquirido por JP Morgan poco después de que los reguladores estadounidenses tomaran control de la institución.

JP Morgan pagará 1.900 millones de dólares y se quedará con los depósitos, activos y algunas obligaciones, pero no con algunos tipos de deuda y acciones preferentes de WaMu.

La Corporación Federal de Seguros de Depósitos (OTS, por sus siglas en inglés), cerró Washington Mutual ayer, y ordenó a la Federal Deposit Insurance Corp (FDIC) que se hiciera cargo del banco. Entonces, la FDIC llevó a cabo una subasta, en la que JP Morgan se hizo con Washington Mutual.

Los clientes de Washington Mutual retiraron del banco 16.700 millones de dólares en los últimos diez días, provocando el colapso del banco, el mayor de la historia de EEUU.

«Con liquidez insuficiente para cumplir sus obligaciones WaMu se encontraba en una posición insegura para llevar a cabo sus negocios», dijo OTS en una declaración.

La transacción otorga a JPMorgan el control de alrededor de 5.400 sucursales de WaMu y se produce cuatro meses después de que adquiriera el banco de inversiones Bear Stearns, y le convierte en el mayor banco de Estados Unidos por depósitos.

JP Morgan anunció que la transacción le significará ganancias inmediatas y tendrá como resultado un ahorro de 1.500 millones de dólares en ahorros de costes, lo cual incluye el cierre de menos del 10% de las sucursales ya combinadas de la empresa.

En el momento de anunciarse la operación, Washington Mutual contaba con depósitos ascendentes a 188.300 millones de dólares y la Oficina de Supervisión de Instituciones de ahorro indicó que el banco tiene unos activos de 307.000 millones de dólares.

La adquisición de Washington Mutual por parte de JP Morgan Chase había sido anunciada por el diario The Wall Street Journal, que aseguró que la operación cuenta con el respaldo del Gobierno estadounidense. La operación «podría suponer el fin de la independencia de la que en su día fue la mayor entidad de ahorro» del país, apuntó el diario.

Según sus fuentes, los reguladores federales han estado «muy implicados en orquestar la transacción», que llega en un momento en que WaMu se ha visto fuertemente acosado por su gran cantidad de préstamos ligados a hipotecas de alto riesgo.

Con sede en Seattle (Washington), el banco se ha visto duramente afectado por la crisis financiera y varias partes interesadas han estado estudiando sus cuentas, aunque no había recibido oferta alguna hasta ahora.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído