Fernández Ordóñez afirma que no hay nada que ponga en peligro el ahorro de los españoles

(PD).- El gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, hizo hoy un llamamiento a la calma al asegurar que «en estos momentos, no hay nada que ponga en riesgo los ahorros de los depositantes españoles».

En su comparecencia ante la Comisión de Presupuestos del Congreso, el gobernador reiteró la confianza en el sistema financiero español, al que definió como «bien gestionado, regulado y supervisado».

Fernández Ordóñez consideró que aunque las entidades españolas han demostrado una mayor capacidad de resistencia que las de otros países, no es momento para la complacencia, ya que los retos futuros son importantes.

Sin embargo, incidió en que la regulación y la supervisión ha contribuido a una posición de relativa fortaleza del sistema financiero español, gracias a sus niveles de eficiencia, rentabilidad y de solvencia. Así recordó que las entidades financieras españolas no han estado involucradas ni en la generación, ni en la comercialización ni en la adquisición de productos financieros tóxicos.

En cuanto a la desaceleración del crédito, Fernández Ordóñez apuntó que ha seguido «un comportamiento coherente» con el proceso de ajuste de la economía española y con los mayores costes financieros, la acentuada aversión al riesgo y las graves dificultades para la obtención de recursos en los mercados financieros.

Aún así, las tasas de crecimiento interanual de la financiación a las empresas y familias españolas están en el entorno del 10 y el 7%, respectivamente, por lo que no se alejan «significativamente» del crecimiento nominal del Producto Interior Bruto.

Fernández Ordóñez también advirtió de que no es descartable que el déficit previsto en los Presupuestos Generales del Estado del 2009 para las Administraciones Públicas, fijado en el 1,9% del Producto Interior Bruto, se amplíe debido a la actual incertidumbre.

En su comparecencia ante la comisión de Presupuestos del Congreso de los Diputados, Fernández Ordóñez pidió prudencia en la gestión de la política fiscal, de manera que los estabilizadores automáticos asuman «el despliegue contracíclico» y mantengan una posición saneada a largo plazo.

En este sentido, reiteró que dada la incertidumbre mundial es importante que se mantengan márgenes de actuación ante posibles situaciones de mayor debilidad.

Además, subrayó que es «fundamental» para suavizar el ajuste en el sector de la construcción que se disponga de un cierto margen para acometer los planes de inversión en infraestructuras en marcha.

Asimismo, incidió en la «gran responsabilidad» de las comunidades autónomas y de las corporaciones locales, al asumir una parte muy importante del gasto público, y en particular de la inversión pública.

El gobernador abogó por acometer reformas estructurales que flexibilicen la economía, liberalicen determinados sectores y mercados e incrementen la competencia.

Fernández Ordóñez, además, pidió que los salarios se adecúen a la productividad y «se evite la inercia alcista frente a perturbaciones exteriores que introducen mecanismos como las cláusulas de salvaguarda».

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído