El Ibex 35 destroza todos los niveles en otro día de pánico

(PD).- Los mercados europeos se suman a las caídas mundiales y abren con fuertes descensos, con Londres siendo el mejor tras el plan del gobierno de inyectar dinero a los bancos.

El desplome de Wall Street ayer y el del Nikkei esta mañana, a la espera de una ansiada rebaja de tipos, pesa sobre el ánimo de los inversores.

En Europa el panorama es todavía peor que en nuestro mercado, con Frankfurt cayendo más de un 6%, por ejemplo. Mientras, el crudo vuelve a retomar los descensos, mientras que el euro recupera terreno frente al dólar. (Un vistazo al Ibex 35, al Eco 10 y al resto del mercado)

«Nuevos mínimos anuales de forma generalizada en el Viejo Continente. Se mantiene así la situación bajista a corto plazo – en el medio – largo plazo ya nadie puede ponerla en duda – y, de momento, no vemos ninguna evidencia técnica que permita pensar que la presión compradora puede, cuando menos, imponerse temporalmente y formar un rebote.

El Ibex 35, divergente hasta ayer con el resto de índices europeos, toda vez mantenía sus últimos mínimos anuales a la altura de los 10.570 puntos, comienza a perderlos.

Esta divergencia se desharía totalmente hoy mismo si al cierre el Ibex consigue perder este nivel señalado», señalaban los analistas de Bolságora en el Flash Intradía de Ecotrader.

«Eso daría lugar a una nueva señal de continuidad bajista después de la fase lateral de las últimas sesiones. Para que se aleje el riesgo bajista a corto, insistimos que a corto, es imprescindible que la presión compradora logre cerrar el hueco bajista abierto esta mañana.

Para ello los índices deberían de recuperar al cierre los niveles donde ayer martes cerraban. En el caso del Ibex 35 esta resistencia son los 10.862 puntos», añadían.

Dura caída en Wall Street

Si el lunes el Dow Jones perdía la cota psicológica de los 10.000 puntos, ayer fue el S&P 500 el que cerró por debajo de 1.000 por primera vez en cinco años. Y lo hizo con un nuevo batacazo después del pánico del lunes (y que supone la quinta sesión bajista consecutiva), lo que confirma la extrema debilidad del mercado.

El Dow Jones cerró en mínimos del día -otra señal bajista- con un desplome del 5,11%, el S&P 500 se hundió más todavía, el 5,74%, y el Nasdaq llegó hasta el 5,8%. Además, ayer hubo elementos que podían servir perfectamente de excusa para un rebote importante: Bernanke admitió claramente que volverá a bajar los tipos, la Fed anunció la compra de papel comercial -lo que equivale a prestar directamente a las empresas- para aliviar el colapso de este mercado, Australia bajó los tipos un punto entero y Europa elevó la garantía de los depósitos para evitar una huida masiva de los ahorradores de la banca.

Pero nada de esto es suficiente para un mercado presa de la desconfianza más absoluta y propenso a episodios de pánico como el del lunes. Es más, las palabras de Bernanke alimentaron el miedo a una profunda recesión.

Lo cual abre la puerta a la única medida que les queda a las autoridades, la más contundente y la que debería funcionar de una vez: las bajadas de tipos. Ayer cundieron rumores de nuevo de una rebaja concertada en la zona euro, Reino Unido y EEUU; y su falta de confirmación agravó la caída de Wall Street.

Así que, si hoy Europa cae con fuerza y Nueva York no recupera -y si los mercados de crédito siguen cerrados-, no descarten ver hoy mismo esa rebaja concertada.

Para terminar de enturbiar el panorama, Alcoa presentó unos malos resultados tras el cierre en la inauguración de la temporada del tercer trimestre. El valor había caído el 7,7% en la sesión normal y se dejó otro 4% en el after hours.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído