El Gobierno ZP reclama un ajuste presupuestario que él incumple

(PD).- El Gobierno arrastra un déficit de 13.500 millones de euros. Eso supone un 1,2% del PIB -y la previsión para 2009 es del 1,5%-, lo que supera con mucho el 0,45% de déficit máximo que la Ley de Estabilidad Presupuestaria permite.

El Ejecutivo Zapatero ha reconocido que, como consecuencia de la crisis económica, le es imposible cumplir esa ley en este momento; sin embargo, reclama a los municipios que ellos sí la cumplan.

En una carta remitida a los ayuntamientos el pasado día 1, el Ministerio de Economía y Hacienda les recordaba que los presupuestos municipales de 2009 deberán cerrarse con «equilibrio o superávit».

Tras la queja de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), el ministerio envió ayer otra carta en la que su postura parece suavizada: «Nuestra intención es aplicar la ley [de Estabilidad] con la flexibilidad que ésta nos permita».

Pero los alcaldes no acaban de fiarse, y exigen a Hacienda que explique si va a cambiar la normativa. «Sólo a los ayuntamientos les impide la ley incurrir en ningún déficit. Gobierno y comunidades tienen algo más de margen. Y ahora, encima, en plena crisis nos exigen a nosotros, que estamos peor que nadie, algo que ni siquiera ellos cumplen», protestan responsables de PP y PSOE en la Federación de Municipios.

El ministro de Hacienda, Pedro Solbes, habló ayer del asunto en el Senado. Interpelado por CiU, Solbes justificó que los ayuntamientos no puedan incurrir en déficit porque «la administración local es la menos afectada por los ciclos económicos», aunque admitió que es «la más afectada por la burbuja inmobiliaria», informa Pablo X. de Sandoval.

«Aceptar un endeudamiento mayor [de los municipios] sin justificación genera problemas a medio y largo plazo graves. Nunca un alcalde encontrará un buen momento para restringir el gasto», dijo.

Pero dejó media puerta abierta: «Si el tema es para resolver los problemas, analicémoslo». Una portavoz ministerial subrayó después: «La ley es la que es y no se va a cambiar. Lo que se va a ver es en qué medida puede flexibilizarse».

La ejecutiva de la FEMP aprobó en Palma plasmar sus reivindicaciones en enmiendas a los presupuestos para pedir a los partidos que las defiendan. Además, el presidente de la Federación, el socialista Pedro Castro, anunció que Zapatero recibirá a una delegación de los alcaldes «en la primera quincena de noviembre». «Estamos seguros de que el diálogo va a dar sus frutos», afirmó.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído