La marca Galerías Preciados sale de nuevo a subasta por 300.000 euros

(PD).- El Fondo de Garantía Salarial (Fogasa), dependiente del Ministerio de Trabajo, sacará a subasta el próximo 13 de noviembre el nombre comercial de Galerías Preciados, así como otros rótulos y marcas asociadas a la cadena.

Ésta quebró a mediados de los años noventa y parte de sus activos y trabajadores fueron absorbidos por El Corte Inglés. El precio mínimo del lote es de 300.500 euros.

Cuentan B. Guerrero y F. Sanz en Cinco Días que una de las marcas más conocidas de la historia de España busca comprador. Su propietario, el Fogasa, lleva más de una década intentando venderla sin éxito.

El organismo dependiente del Ministerio de Trabajo e Inmigración se hizo con la enseña y algunos otros bienes de la cadena de grandes almacenes cuando ésta quebró, después de hacer frente a las indemnizaciones que debían cobrar los 1.768 trabajadores de la compañía que no fueron recolocados.

A finales de febrero de 1997, el Consejo de Ministros autorizó al Fogasa a subastar por primera vez el nombre comercial de Galerías Preciados, así como los rótulos y marcas de ámbito nacional de la cadena que fuera de la familia Ruiz Mateos.

Al menos en otras tres ocasiones ha intentado el Fogasa deshacerse de estos activos. La próxima semana se celebrará en Madrid una nueva subasta. El lote está compuesto por el nombre comercial Galerías Preciados, S. A., las marcas Galerías Preciados GP, Galerías, Galerías G, Galerías GP, G Directo, GP y G, ‘además de los rótulos del establecimiento’, según se recoge en el pliego de cláusulas que regula la subasta.

El precio mínimo de licitación es de 300.500 euros, una cifra muy inferior a los 19,48 millones de euros (3.242 millones de pesetas de la época) con que salió en la oferta de 1997. Las ofertas de mejora que se hagan sobre este precio tendrá que ir subiendo de 300 en 300 euros.

El pago por estos bienes intangibles deberá hacerse obligatoriamente al contado. Según el informe pericial, las marcas que salen a subasta están registradas en 38 apartados de la clasificación internacional ‘para distinguir una amplia gama de productos y servicios’.

Valoración actual

El despacho Fernández-Vega y Asociados, especializado en propiedad industrial, ha sido el encargado de la valoración de la marca Galerías Preciados de cara a su subasta con el resto de nombre y rótulos. María Fernández-Vega, su responsable, aseguró ayer a CincoDías que su equipo ya ha realizado la valoración de la marca en tres ocasiones para sendas subastas.

‘Al no poder asociarla a un negocio actualmente, la valoración de la marca Galerías Preciados es más complicada’, explica Fernández-Vega. Esto ha provocado que la tasación del nombre comercial se haya realizado guiándose por criterios ‘subjetivos’.

Según comenta esta experta, uno de los activos principales de la marca es su notoriedad entre el público, a pesar de que el negocio de Galerías Preciados cesó hace más de una década. No obstante, añade, los logotipos tienen una tipografía ‘anticuada’ y se trata de una enseña que pierde fuelle con el tiempo. ‘A mí es una marca que me gusta mucho y me da pena que no se venda’, explica Fernández-Vega.

Fogasa es un organismo que garantiza a los trabajadores la percepción de salarios, indemnizaciones por despido o extinción de la relación laboral, pendientes de pago por insolvencia, suspensión de pagos, quiebra o concurso de acreedores del empresario. El Ministerio de Trabajo informó de que la recaudación de las subastas se emplea, entre otras cosas, en pagar prestaciones.

A Nueva Rumasa no le interesa

Nueva Rumasa, el grupo empresarial propiedad de la familia Ruiz Mateos, que tuvo bajo su órbita a Galerías Preciados antes de que le fuera expropiada la cadena, conoce los sucesivos intentos del Fogasa para vender la marca.

Una fuente de Nueva Rumasa comentó ayer a este periódico que la compañía está al tanto el contenido de la subasta pero que carece de interés. A la subasta podrán concurrir ‘las personas naturales o jurídicas, españolas o extranjeras, que tengan plena capacidad de obrar, y de contratar y obligarse’, según se recoge en el pliego. La persona o entidad licitadora tendrá que constituir una fianza por un importe el 25% del precio mínimo, que es de 300.500 euros.

Las ofertas se podrán presentar de viva voz o en sobre cerrado hasta el mismo momento de iniciarse la celebración de la subasta. Ésta tendrá lugar a las 12 del mediodía en el número 10 de la calle Sagasta de Madrid.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído