El BSCH decide ampliar su capital para reforzar su solvencia

(PD).- El banco Santander ha decidido aumentar el capital social en un importe de 799,4 millones de euros, mediante la emisión y puesta en circulación de 1.598,81 nuevas acciones ordinarias a un tipo de 4,5 euros por acción, un 46% por debajo del precio de bolsa del viernes, siendo el importe total de la emisión 7.194,65 millones de euros. En un mercado al alza, el valor caía hoy en el parqué español un 4,32%.

La entidad, el primer banco de la eurozona por capitalización, ha informado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que el objetivo de esta emisión, para la que los actuales accionistas tendrán derecho de suscripción preferente, es reforzar un 25% el ratio de core capital, dato que mide la solvencia de las entidades y que equivale al porcentaje en el balance de la entidad de los fondos propios de los que puede disponer libremente sin riesgo alguno en cuanto a su exigibilidad, formado principalmente por el capital aportado por los socios, las reservas y primas de emisión. El objetivo es alcanzar el 7% del total «como respuesta a una mayor autoexigencia de solvencia en el actual entorno económico», frente al 6,31% que registraba a finales de septiembre, una «sólida posición de partida», según destaca la entidad.

En concreto, los accionistas podrán suscribir una acción nueva por cada cuatro acciones que posean en la actualidad, y el periodo de suscripción preferente se prolongará durante quince días naturales, una vez sea registrado el correspondiente folleto en la CNMV. Según fuentes del Santander, «la operación está totalmente asegurada».

En este sentido, el propio presidente de la entidad, Emilio Botín, ha asegurado que el «Santander siempre ha tenido una política muy clara de fortaleza de capital» y ha subrayado que con esta ampliación «se anticipa» al tiempo que ofrece «una magnífica oportunidad de inversión a sus accionistas».

Según Botín, la operación responde «a una mayor autoexigencia de solvencia en el actual entorno económico», motivo por el que el Santander puso en marcha la venta de su gestora de activos y de su área de seguros, lo que de momento ha aplazado dadas las condiciones del mercado hasta que «los precios sean los adecuados», ha explicado el banco.

Esta es la segunda ocasión en lo que va de año en que el banco que preside Emilio Botín aumenta capital, tras la ampliación para la adquisición de la entidad británica Alliance & Leicester, mediante la que emitió 140,95 millones de títulos, el 2% del capital social, por 1.582,879 millones de euros.

Además, el grupo cántabro tiene previsto realizar otra ampliación de capital de unos 147 millones de nuevos títulos, representativos del 2% del capital, para financiar la compra del 75,65% de las acciones que no controlaba del banco estadounidense Sovereign Bancorp, que comprará por 1.400 millones de euros. Esta operación, que está previsto se cierre en el primer trimestre de 2009, se abonará a través de un intercambio de acciones.

Plazo de 15 días

El periodo de ejercicio de los derechos de suscripción preferente tendrá una duración de quince días naturales y comenzará una vez haya sido registrado el correspondiente folleto en la CNMV y se haya publicado el correspondiente anuncio en el Boletín Oficial del Registro Mercantil.

Los accionistas titulares de derechos de suscripción preferente, así como aquellos inversores que los adquieran en el mercado, podrán solicitar la suscripción de un número de acciones adicional al que les correspondería por el ejercicio de sus derechos, para el supuesto de que al término del período de suscripción preferente no se hubiera cubierto íntegramente el aumento de capital.

Asimismo, si las solicitudes de acciones adicionales no fuesen suficientes para cubrir el aumento, las acciones remanentes podrán asignarse discrecionalmente entre inversores. Los términos y condiciones del aumento de capital y el procedimiento para la suscripción de nuevas acciones en España, Reino Unido, Portugal e Italia figurarán en un folleto informativo que deberá ser registrado por la CNMV.

El Santander cerró el tercer trimestre con unos beneficios de 2.205 millones de euros, un 4,3% más que en el mismo periodo de 2007, y a pesar del difícil entorno prevé acabar el ejercicio con unas ganancias de 10.000 millones.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído