Rajoy: «Poner nuestra energía en manos rusas nos convertiría en un país de quinta división»

(PD).- El presidente del PP, Mariano Rajoy, ha criticado la falta de intervención del Gobierno en la posible compra de Repsol YPF por parte de la empresa rusa Lukoil. Según Rajoy, «nuestro petróleo, gas y energía no se pueden poner en manos de una empresa rusa, porque eso nos convertiría en un país de quinta división».

La petrolera rusa Lukoil está negociando la compra de las participaciones que Sacyr Vallehermoso y La Caixa tienen en la energética española, algo «inaceptable», a juicio de Rajoy.

En la clausura del Congreso Provincial del PP de Almería, Rajoy ha afirmado que hará «lo imposible» por evitar una operación «inmoral e inaceptable» y que convertirá a España en un país de «quinta división».

El líder del PP ha trasladado su oposición «por razones de seguridad estratégica nacional» a la posible compra por Lukoil de casi el 30% de la primera petrolera española, en una operación que, según el líder popular, pretende «arreglar los problemas personales de una empresa promotora que está apoyada por el Gobierno de España».

«Nadie en Europa ha vendido su suministro y se ha puesto en manos de una empresa rusa», ha criticado antes de afirmar que existe soporte legal para evitar la entrada de Lukoil en Repsol, por lo que pide al Gobierno «que lo impida y, desde luego, yo haré lo imposible para que no se haga».

Rajoy ha recordado que el Estado concedió un crédito de 7.000 millones de euros para el rescate de Repsol YPF, «y ahora que no lo pueden pagar, hay que vender el suministro energético español a los rusos con el apoyo del Gobierno».

La vicepresidenta María Teresa Fernández de la Vega, ha vuelto a manifestar que el Gobierno no intervendría en el caso de una posible venta de acciones de la petrolera española a Lukoil. De la Vega ha argumentado que «hay que respetar las decisiones de empresas privadas».

Fernández de la Vega volvió a reiterar así la posición del Ejecutivo frente a esa posible operación al término de una visita a Canarias. Tras el Consejo de ministros, declaró que su deseo era que Repsol «siga siendo una empresa dirigida por españoles».

«El Gobierno no es parte», pues no tiene participación en ninguna de las tres compañías, dijo Fernández de la Vega, que subrayó que no cree que se esté sugiriendo que el Ejecutivo intervenga en las empresas privadas para «prohibir o exigir» posibles compras y ventas porque «nos estaríamos retrotrayendo a tiempos pasados».

«Un sector estratégico, en peligro»

Por su parte, la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, criticó al Gobierno porque considera que esta operación pone «en peligro el control de un sector estratégico» como el de la energía.

«El PP exige al Gobierno que garantice que Repsol no va a quedar en manos de una empresa extranjera», subrayó De Cospedal, para añadir que se trata de una empresa rusa y, por tanto, de un país extracomunitario con el que no se daría la reciprocidad necesaria en esta clase de operaciones.

Sobre este punto, la Comisión Europea ha recordado que la cláusula de protección del mercado energético europeo frente a países terceros aún no está en vigor y además estará referida a redes de energía, en las que no está involucrada Repsol.

La selección de las mejores marcas de termómetros

TERMÓMETROS CLÍNICOS

Aquí encontrarás la oferta actualizada de estos dispositivos de salud

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído