Zapatero abre la puerta a una mejora de las prestaciones por desempleo

(PD).- El presidente del Gobierno ha asegurado hoy que el Estado garantizará la continuidad de las prestaciones por desempleo con las aportaciones que sean necesarias. Además, ha precisado que no sólo hay que mantener esta protección, sino que, «en la medida de lo posible, mejorarlas». Estas palabras llegan el mismo día en el que CCOO ha denunciado que la mala gestión del Inem «puede llegar a repercutir» en el pago de las prestaciones por desempleo.

«Las políticas sociales hay que promoverlas y apoyarlas también en los momentos de dificultad, cuando se revelan aún más necesarias. Por ello, el Gobierno no escatimará esfuerzos a la hora de reforzar los dos principales programas del Estado del Bienestar, cuyo papel en estos momentos es determinarte: las prestaciones por desempleo y el sistema de pensiones», subrayó Zapatero durante la inauguración de la exposición ‘Cien años de protección social en España’.

El jefe del Ejecutivo recordó que actualmente cerca de 2 millones de desempleados perciben la prestación por desempleo, con un nivel de cobertura que alcanza el 66%, «el más alto de la historia». Además, destacó que estas prestaciones han subido más de un 20% desde 2004, hasta situarse en una media de 819 euros.

Zapatero señaló que la mayor parte de las prestaciones por desempleo que se pagan actualmente son contributivas, es decir, que están financiadas con cotizaciones. No obstante, precisó que, en la actual coyuntura económica y dado que los servicios públicos de empleo también están financiando las políticas activas de empleo, con un presupuesto de 5.200 millones de euros, el Estado se encargará de garantizar la financiación de las prestaciones por desempleo.

«Hay quienes opinan que los poderes públicos actúan tanto mejor cuanto menos hacen. Yo no estoy de acuerdo. Además de la competencia, está la solidaridad y soy de los que piensan que el Estado no puede permanecer impasible ante las necesidades de las personas ni tampoco desentenderse de las respuestas», enfatizó.

Subida de las pensiones

Además de ser «solidarios» con los trabajadores en paro, el presidente afirmó que se debe serlo también con las personas mayores. De ahí, dijo, su compromiso de subir las pensiones mínimas una media del 6% en 2009, tras haberlas mejorado ya un 30% en la pasada legislatura.

Zapatero explicó que las aportaciones del Estado para mejorar las condiciones de vida de los pensionistas con menores ingresos sobrepasan actualmente los 7.500 millones de euros. «Constituye un formidable ejercicio de solidaridad que con los impuestos de todos los ciudadanos se financien las subidas de las pensiones mínimas», añadió al respecto.

Junto a la mejora de las pensiones más bajas, Zapatero se comprometió a seguir ‘engordando’ el Fondo de Reserva de la Seguridad Social, que actualmente cuenta con 56.000 millones de euros, el equivalente al 5,32% del PIB.

En este sentido, aseguró que su Gobierno ha sido el primero que ha destinado «íntegramente» todos los superávit que ha obtenido la Seguridad Social a nutrir la llamada ‘hucha de las pensiones’. Para 2009, «y a pesar de la coyuntura económica», el presidente recordó que está previsto que el sistema alcance un superávit del 0,8% del PIB, lo que permitirá realizar una nueva aportación al Fondo, superior a los 8.000 millones de euros.

Pacto de Toledo

El jefe del Ejecutivo indicó, no obstante, que la mejor forma de garantizar el sistema de pensiones es adaptarlo a la nueva realidad demográfica. Eso, matizó, fue lo que se hizo en el anterior proceso de diálogo social, en el que se introdujeron medidas para mejorar la contributividad del sistema ofreciendo incentivos a la prolongación de la vida laboral.

Zapatero resaltó que mediante el diálogo social, que definió como la «joya de la corona del sistema económico y laboral de España», y del Pacto de Toledo, cuya revisión y renovación ya se ha puesto en marcha, «se sentarán las bases de la Seguridad Social del futuro».

«Seguridad frente a la dificultades, protección frente al abandono, confianza ante la incertidumbre. Políticas sociales que, lejos de debilitar nuestro escenario económico, contribuyen a generar confianza, capacidad de reactivación y previsión en el futuro «, resumió el presidente.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído