Los sindicatos británicos aceptan rebajar un 10% los sueldos si no hay despidos

(PD).- La iniciativa ha surgido en el sector siderúrgico, muy potente, en diversas zonas del Reino Unido. El miedo a una de las consecuencias directas de la crisis, el desempleo, está llegando a tales niveles que menudean las estrategias para evitarlo.

Uno de los mejores ejemplos -somo subrayan Inma Pardo y Marta Yoldi en El Economista– se acaba de producir en Gran Bretaña, donde los sindicatos del sector siderúrgico, representantes de unos 25.000 trabajadores, han propuesto a los empresarios una reducción del 10 por ciento en los salarios a cambio del mantenimiento íntegro de las plantillas.

La iniciativa surgió en una empresa galesa de 1.000 trabajadores con el fin de evitar el cierre de la misma. A la vista de los resultados -los puestos de trabajo se mantuvieron a pesar de que la crisis azotaba la cuenta de resultados-, los sindicatos británicos decidieron generalizar el «canje» en todo el sector, según el diario británico The Times.

La siderurgia es una actividad primordial en la industria de Gran Bretaña y predominante en varias de sus zonas, como Gales.

Reducción de horas extras

Igualmente, el pasado octubre la sociedad británica JCB redujo las horas extraordinarias remuneradas. El ahorro del coste de estas horas, 50 libras semanales por trabajador, supuso que la empresa no despidiera a 350 trabajadores.

Los sindicatos siderúrgicos británicos no han sido los únicos en proponer una iniciativa semejante, ya que la entidad francesa Crédit Agricole planteó a sus 500 trabajadores de las oficinas que tiene en funcionamiento en Asia, si estarían dispuestos a cobrar un 25% menos de su salario a cambio de mantener el empleo. La propuesta de la entidad bancaria fue masivamente aceptada.

La posibilidad española

En nuestro país la situación es algo diferente. Por ahora, en España no se da la misma situación que en Gran Bretaña. En líneas generales, la principal reivindicación tanto de Comisiones Obreras (CCOO) como de la Unión General de Trabajadores (UGT) es el mantenimiento del poder adquisitivo de los trabajadores, por lo que se oponen drásticamente a una reducción de salarios para evitar despidos.

En uno de los sectores de la economía española donde más paro y destrucción de empleo se está produciendo, el de la construcción, no se plantean llevar a cabo una iniciativa como ésta.

Fuentes de CCOO han declarado a elEconomista que «los salarios en este sector no tienen ninguna responsabilidad en la destrucción de puestos de trabajo». Los sindicatos dudan «hasta de que se cumpliera el pacto» e insisten en que los salarios en España son más bajos que en el resto de los países de nuestro entorno y están muy por detrás del nivel de beneficios empresariales, especialmente en el sector de la construcción.

Importancia del acuerdo intrerconfederal

En el mercado laboral nacional se debe tener en cuenta además que las directrices de los salarios y los convenios colectivos se rigen por el acuerdo interconfederal para la negociación colectiva, que se encuentra actualmente en plena renovación para el próximo año.

Por tanto, las únicas medidas que se pueden tomar, a juicio de los sindicatos, deben ser muy concretas y estar unidas siempre a la situación particular de cada empresa.
Casos específicos

No obstante, según fuentes de UGT, se están estudiando en diversos sectores de la economía española medidas para evitar la salida de trabajadores, aunque siempre se trata de casos concretos en determinadas empresas.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído