El precio de los alimentos básicos sube más que el IPC

(PD).- Un kilo de arroz para hacer paella para toda la familia y bacaladilla de segundo; chuletillas de cordero para cenar un día especial; salchichas frankfurt con ketchup para satisfacer el antojo de los niños; mantequilla y bollería para el desayuno diario; espaguetis y un bote de tomate natural para darles un poco más de sabor… ¡Se acabó!

Explica Calixto Rivero en Expansión que, en tiempos de recesión, los precios recomiendan que es mucho mejor apostar por la pescadilla, las anchoas y por las judías verdes, que bajaron su precio en diciembre respecto al mismo mes de 2007.

Los españoles deben pensarse ahora si incluir estos alimentos tan comunes en su lista de la compra, ya que son los que han sufrido mayores aumentos de precios durante el año pasado. Son incrementos muy superiores a la inflación de diciembre, que se situó en el 1,5% en términos interanuales, según el indicador avanzado que publicó el lunes el INE.

El aumento del coste de estos alimentos es el doble, o incluso el triple en algunos casos, que la tasa de inflación media, que es el indicador que mejor muestra cuál fue la presión real de los precios sobre el bolsillo de los ciudadanos y que se situó en el 4,3% en noviembre del año pasado.

Entre los alimentos frescos, el limón sigue liderando la subida de los precios: en un solo año un kilo de esta fruta elevó su coste en un 13,7%, según los datos de diciembre publicados por el Ministerio de Industria y Comercio –aunque también es cierto que el aumento llegó a ser del 64,2% en julio de 2008–.

Incrementos en la bacaladilla (9,5%), cordero de primera (7,7 %) y conejo de granja (6,3%) completan la lista. Entre los productos envasados, el avance más significativo fue el del arroz, que aumentó su precio en 2008 en un 21,8%. La harina de trigo (13,1%), la bollería (11,1%) y los espaguetis (11,1%) también se encarecieron significativamente a lo largo del año que acaba de culminar.

Por el contrario el gallo (-6,7%), las anchoas (-6,2%), las judías verdes (-5,1%) y la pescadilla (-5,1%) fueron los productos frescos que sufrieron los descensos más significativos en 2008. Asimismo cayó un 3,8% el precio de la leche esterilizada y un 2,2% el aceite de oliva.

A pesar de que los precios de los alimentos llevan meses muy altos y de la caída generalizada de la tasa de inflación desde verano, las caídas intermensuales de estos productos fueron poco significativas en diciembre. En diciembre se produjeron bajadas en los precios de frutas, de aceites y de lácteos, aunque el balance de 2008 es menos halagüeño: el kilo de naranjas costaba en diciembre un 0,8% más que en el mismo mes de 2008 y 4 yogures costaban un 1,23% más que en 2007.

El menú en diciembre
A pesar de que en el último mes de 2008 se ha moderado la inflación interanual de algunos alimentos, también ha sido un periodo en el que se han producido subidas significativas en los precios de algunos productos más básicos. Las sardinas (4,5%), el jurel (4,5%), la lechuga (4,1%), el arroz (4%) y el bote de tomate natural (3,8%) fueron los alimentos que experimentaron mayores incrementos. Parece que, por ahora el menú no entiende de deflación, el fantasma que amenaza a la recesión.

Menos confianza
España ocupa la penúltima posición del ranking mundial de optimismo empresarial, sólo superada por Japón. El 80% de los empresarios y de los directivos españoles se declara pesimista ante las perspectivas económicas, según un estudio de la auditoria Grant Thornton. Según el informe, entre las principales causas se encuentran la caída de la demanda, seguida por las restricciones en la concesión de créditos a empresas y del recorte del crédito a los consumidores.

Y más desempleo
Previsiblemente el Ministerio de Trabajo dará a conocer hoy otro dato preocupante de paro. Por su parte, Alemania, registró en diciembre un incremento del desempleo de 18.000 personas, hasta los 3,18 millones de desempleados, lo que supone el primer incremento del paro en tres años –lo que elevaría la tasa de desempleo hasta el 7,6%, según la Agencia Federal de Empleo alemana–. No obstante, logró reducir en 1,2 puntos porcentuales su tasa de paro en 2008 respecto al año anterior.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído