Media Europa se hiela a la espera de que Rusia abra el grifo del gas

(PD).- Acechados por una fuerte ola de frío, media Europa se encuentra a la espera de que Rusia abra el grifo del gas después que se comprometiera a reanudar el flujo energético, toda vez que los observadores internacionales lleguen a Ucrania.

La guerra del gas entre Moscú y Kiev, que estalló hace nueve días con el corte ruso del suministro, se produce en un momento en el los termómetros en el sureste europeo descienden hasta los 20 grados bajo cero.

Los observadores de la Unión Europea (UE) viajan a Ucrania con el objetivo de restablecer el suministro de combustible y superar esta crisis energética. Anoche el primer ministro ruso, Vladímir Putin, accedió a la petición de la UE para controlar el flujo durante su tránsito por Ucrania, pero mientras se reabre varios estados combaten a un frío atroz.

De los 18 países de Europa afectados por la crisis energética, los balcánicos son los que más sufren el corte total del flujo ruso. Y sobre ellos caen los peores augurios: el gas tardaría en llegar tres días a Serbia, Bosnia, Macedonia, Croacia y Eslovenia, aunque Moscú abra el grifo hoy mismo. Por su cercanía a la frontera rusa, más rápido llegará a Eslovaquia, Bulgaria, Hungría y Rumania, aunque las calefacciones de éstos se encuentran sin energía.

Las alarmas han saltado en varios de ellos. Eslovaquia, dependiente un 100% y que tiene la industria paralizada, quiere empezar a tomar medidas en el caso de que el flujo de gas ruso no se reanude en 48 horas. El Gobieno eslovaco ha anunciado que revocará la moratoria nuclear que afecta a la central nuclear de Jaslovske Bohunice, considerada obsoleta por la UE, para conseguir combustible de manera urgente.

Mientras tanto, Bulgaria, que depende un 92% del aprovisionamiento ruso, ha registrado por cuarto día consecutivo temperaturas polares en varias ciudades, donde los termómetros cayeron hasta los 17 grados bajo cero. Se mantiene el corte total de suministros de gas natural ruso desde el martes mientras se lucha con leña y carbón. Un eurodiputado búlgaro ayer comparó sin más la situación «con el sitio de Stalingrado».

Al menos, esta desesperada situación ha empezado a cambiar desde esta mañana en Serbia, dependiente al 87%. El país balcánico, que ayer estaba sin calefacción, ha visto como el combustible ha empezado a llegar de las reservas húngaras y de Alemania, después de que la compañía E.ON se comprometió ayudar a los Estados más frágiles ante la crisis energética. Las principales economías europeas como Alemania, Italia o Francia, con distinto problema de depencia de Rusia, no prevén problemas inmediatos.

Ante esta situación de emergencia, la Comisión Europea ha afirmado que es «imperativo» que el gas ruso comience a fluir hacia los países comunitarios a través de Ucrania «sin más demoras», una vez alcanzado un acuerdo sobre los detalles de la misión europea de observación que verificará el suministro en la zona.

Una avería suspende el tránsito de gas ruso por Georgia

El tránsito del gas natural ruso por el territorio de Georgia con destino a la vecina Armenia ha sido suspendido por una avería en el gasoducto, según ha informado el Gobierno georgiano.

Un portavoz del ministerio de Energía ha declarado que la avería se produjo a unos 30 kilómetros al este de la capital georgiana. «En el lugar de la avería se declaró un incendio y se adoptan medidas para sofocarlo», ha dicho el portavoz, que ha añadido que los trabajos de reparación «pueden prolongarse varios días».

Según el ministerio de Energía georgiano, la interrupción temporal de los suministros de gas a Armenia no creará problemas al vecino país, que cuenta con depósitos de reservas de carburante suficientes para cubrir sus necesidades durante casi dos meses.

El año pasado Armenia recibió un total de 2.100 millones de metros cúbicos de gas natural ruso a través del territorio georgiana. A su vez, Georgia cubre casi por completo sus necesidades de gas natural con importaciones desde el vecino Azerbaiyán.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído