El ministro Sebastián advierte de que al Gobierno «se le está acabando la paciencia con los bancos»

(PD).- Un día después de la reunión de Zapatero con los directivos de las principales entidades, el ministro Miguel Sebastián ha advertido de que al Gobierno «se le está acabando la paciencia con los bancos».

Además, el titular de Industria ha amenazado durante una entrevista en Antena 3 de que si las pymes y las familias no reciben financiación, el Ejecutivo actuará «en consecuencia», aunque no ha querido revelar como, y ha denunciado que los bancos son los «causantes» de la crisis.

Por este motivo, Sebastián, que ha recibido horas después el respaldo del presidente del Gobierno, Jose Luis Rodríguez Zapatero, ha sostenido que los bancos deben ser los protagonistas de la salida de la crisis y les ha pedido que hagan un ejercicio de responsabilidad por el país y «aflojen» la situación del crédito.

Así, el ministro ha defendido que de la crisis no se saldrá sólo con la acción del Gobierno y ha señalado que las encuestas que maneja su Ministerio revelan que más del 80% de las pymes sufren problemas de financiación.

Para el presidente, Sebastián ha trasladado un estado de ánimo de las empresas, por lo que ha justificado sus palabras. Además, Zapatero ha asegurado que en la cita de ayer pidió a la banca un «mayor esfuerzo» para la concesión de créditos aunque también ha afirmado que comprende su prudencia en un tono mucho más moderado que el antiguo director de su oficina económica. Concretamente, el presidente ha señalado que se deben «fortalecer y hacer más viables» los 10.000 millones de euros que se han puesto en funcionamiento a través del ICO y los bancos deben poner el «máximo interés» en ese sentido.

No obstante, a diferencia del ministro, ha reconocido que «el Gobierno tiene la máxima responsabilidad, pero no la única», y ha admitido que es el Gobierno quien tiene la obligación de «liderar a los actores que cuentan mucho para salir de la crisis». Ante la banca, ha insistido Zapatero, «siempre tenemos que ser exigentes», pero la obligación del Gobierno, desde esa exigencia, es «sumar esfuerzos» y valorar la importancia que tiene que las entidades financieras mantengan su solvencia.

En este punto, el presidente del Instituto de Crédito Oficial (ICO), Aurelio Martínez, ha admitido hoy que va a ser necesario cambiar las condiciones de las líneas de crédito de este organismo para que los bancos se animen a darlas, porque si no en muchos casos sólo se concederán los préstamos a los «buenos clientes». Además, Martínez ha apuntado que han sido las entidades financieras, y no el ICO, las que se han retrasado en la puesta en marcha de las distintas líneas aprobadas para hacer llegar el crédito a las empresas y a las familias y que, finalmente, estarán plenamente operativas a mediados de febrero, mes y medio después de su entrada en vigor.

Asimismo, Martínez ha confirmado que el ICO asumirá el 12% de la morosidad que se pueda producir en la Línea Moratoria de Hipotecaria, es decir hasta 720 millones de euros de los 6.000 con los que está dotada esta línea. En un principio esta cobertura estaba fijada en el 8% de los fallidos, pero los bancos consideraron que podía ser algo «baja», según ha añadido.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído