¿Qué compañías estadounidenses no sobrevivirán a la recesión?

(PD).- No todas las empresas dependerán del plan de estímulo y el rescate financiero. A finales del año pasado, minoristas como Circuit City y Linen’s mordieron el polvo, obligadas a tener que cobijarse bajo el Capítulo 11 de la Ley de Bancarrotas estadounidense, es decir, la suspensión de pagos.

Cuenta Jose Luis de Haro en El Economista que, ahora, los analistas hacen sus apuestas para determinar qué compañías no conseguirán sobrevivir al 2009 y parece que más de una tiene firmada su sentencia de muerte.

Según un informe de Moody’s Investors Service, la falta de liquidez para hacer frente a las operaciones diarias será tres veces mayor si se compara con los datos del año pasado, una cifra que podría llegar a traducirse en 25 bancarrotas mensuales.

A falta de soluciones, normalmente cuando una compañía estadounidense no puede hacer frente al pago de su deuda, suele acogerse a la suspensión voluntaria de pagos, un estado en el que muchas empresas continuan con sus operaciones y mantienen a algunos de sus empleados mientras restructuran sus planes de negocio, resurgiendo como compañías mucho más saneadas.

De momento estas son algunas de las compañías que podrían cesar sus operaciones durante 2009:

Rite Aid: La cadena de droguerías ha visto caer su valor en bolsa un 92% y emplea a un total de 100.000 trabajadores. La compra de entidades competidoras como Brooks en 2007, provocaron un elevado endeudamiento que dada la paralización del mercado de crédito ahoga a la compañía.

Six Flags: con 30.000 empleados y una caída en bolsa del 84%, la cadena de parque de atracciones lleva perdiendo dinero durante años. Moody’s señala que la compañía se quedará sin liquidez este año y si los consumidores no acuden a sus instalaciones durante la etapa estival, podría ser el fin definitivo para estos parques de atracciones.

Blockbuster: La cadena de videoclubs, que emplea a 60.000 personas y que ha caído un 57% en bolsa, ha quemado efectivo tratando de encontrar un plan para maximizar sus ingresos sin espantar a los clientes. Sin embargo, ante la aparición de sistemas como Netflix, parece que la compañía podría morder el polvo en agosto cuando tenga que hacer frente al pago de dos líneas de crédito.

Trump Entertainment Resorts Holdings: El conjunto de casinos del guru Donald Trump ha recibido varias extensiones para devolver los intereses de sus créditos, algo que hasta la fecha todavía no ha pagado. Después de perder un 94% en bolsa, parece poco probable que Trump encuentre un comprador para estos negocios, ya que la industria del juego también ha sufrido el azote de la recesión.

Sirius Satellite Radio: Tras una polémica fusión entre Sirius y XM, la nueva compañía de radio por satélite ha perdido el 96 por ciento de su valor y no ha conseguido generar el dinero suficiente para que la compañía sea rentable. Dados los tiempos que corren, los analistas de Moody’s consultados por la revista U.S News, creen que lo tendrá muy crudo para refinanciar su deuda.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído