El desplome del consumo de las familias mete España en una espiral de recesión

(PD).- El principal responsable de la recesión económica ya no es el ‘ladrillo’ sino el brutal descenso del consumo de los hogares, que representa el 60% de la demanda nacional. El paro, el miedo a quedarse sin empleo y las dificultades crediticias han situado las compras familiares en tasas negativas superiores al 1,5%.

Ya es oficial la recesión. Según el INE, en el cuarto trimestre de 2008 el PIB decreció un 1% y un 0,7% en un año. No sucedía desde 1993.

Entre octubre y diciembre del año pasado la economía registró una segunda tasa negativa consecutiva (la primera, del 0,2%, fue entre julio y septiembre) del 1,0%. Desde el primer trimestre de 1993 no se producía esta situación. En tasa interanual, el PIB decreció un 0,7% frente al crecimiento positivo del 0,9% de tres meses antes. De esta forma, gracias al empuje de los dos primeros trimestres, la media del crecimiento se situó en 2008 en el 1,2% frente al 3,7% del ejercicio anterior.

Estos datos confirman que los dos motores del modelo económico del Gobierno ya se han parado. Primero fue el de la construcción y ahora es el del consumo. La actividad económica no tiene pulso alguno, porque el retroceso de la inversión empresarial se intensificó también en este trimestre.

Hasta la próxima semana no se conocerá la información definitiva.Pero, según adelantó el Banco de España, el consumo familiar sufrió en este trimestre una contracción intensa «superior al 1,5%», con lo que en el conjunto del ejercicio resultó ser «el componente de la demanda interna» que más contribuyó a la caída del PIB, «por encima de la inversión residencial», apuntó el banco.

Según esta entidad, la contracción de la demanda nacional (consumo más inversión) habrá alcanzado el 2,4% en tasa interanual. La caída del PIB no es superior porque la demanda externa tuvo una aportación positiva ya que, ante la falta de consumo interno, han caído las importaciones y cobran más relevancia las exportaciones, aunque no hayan aumentado.

El caso es que da lo mismo que bajen los precios, la desconfianza de los hogares ante la situación económica y las expectativas macroeconómicas han retraído las decisiones de compra. A lo que hay que unir la destrucción de empleo, el aumento del paro, el endurecimiento de los bancos de las condiciones de financiación y la disminución del valor real de la riqueza de las familias como consecuencia de la caída de las Bolsas y de la remuneración del ahorro, cuando precisamente aumenta su tasa por el temor sobre lo que pueda pasar en 2009.

Zapatero incorporó por primera vez este término a su vocabulario en el pleno del Congreso de los diputados del pasado martes cuando ya el Banco de España había hecho oficiosa la situación en su último informe. Y según los expertos tendrán que añadir otro más dentro de poco tiempo ya que la situación, según prevé el propio Ejecutivo, empeorará aún más. Los analistas dicen que en verano hablaremos de ‘depresión económica’. Es decir, de un periodo prolongado de recesión caracterizado por un elevado desempleo, bajo nivel de producción y de inversión, pérdida de confianza de las empresas, descenso de los precios y quiebras generales de empresas.

Esto sucederá antes de que la economía toque fondo. De momento la tasa negativa de 1% del PIB en el cuarto trimestre no es el final del túnel. Según los analistas «no será la mayor caída que veamos este año». Juan Iranzo, director del Instituto de Estudios Económicos, vaticina que la economía seguirá decreciendo «bruscamente» hasta al menos el primer semestre. La salida se retrasará hasta 2010 y dependerá de las medidas del Gobierno «para mejorar la competitividad» con el exterior.

Preocupación ante las cifras

>El responsable de Economía del PP, Cristóbal Montoro, manifestó ayer que España se encuentra inmersa en «la peor y más larga recesión de su historia económica», que está provocando que «millones de personas se vean condenadas al paro». Auguró que la situación «se agravará más» a lo largo de 2009 y que se prolongará durante 2010.

>El secretario general de CC00, Ignacio Fernández Toxo, señaló que el dato del PIB confirma que «la recesión ha llegado a España y que proseguirá la destrucción de empleo».

>El director del Servicio de Estudios del Banco de España, José Luis Malo de Molina, señaló que el avance del INE pone de manifiesto «la intensificación de la fase contractiva iniciada en el verano del año pasado».

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído