La UE entra en recesión mientras la eurozona ahonda su retroceso

(PD).- El traslado con toda su intensidad de la crisis financiera internacional a la economía real en los últimos meses de 2008 ha llevado a la economía de los Veintisiete a empezar 2009 en recesión, mientras la eurozona ahonda su retroceso. Según ha hecho público este viernes Eurostat, tanto el PIB de la UE como el de los países que comparten la divisa única se ha contraído un 1,5% en el cuarto trimestre del pasado año.

Este deterioro ha provocado el segundo trimestre consecutivo a la baja de la economía de la Unión Europea, que se redujo un 0,2% entre agosto y septiembre y se mantuvo estancada (un 0,0%) en el anterior, con lo que cumple con la definición técnica de recesión. Por su parte, peor evolución muestra la eurozona, que acumula nueve meses en negativo y sufre la primera recesión desde su creación en 1999. En cualquier caso, las dos mantienen un crecimiento positivo en el conjunto de 2008: un 0,7% en la zona euro y un 0,9% en la UE. En total, de los quince Estados miembros sobre los que Eurostat ofrece datos actualizados, seis han entrado en recesión.

Por países, Alemania sufrió en el último trimestre de 2008 su mayor caída desde la reunificación en 1990 con un retroceso del 2,1%. En los meses anteriores, su PIB se contrajo un 0,5% tanto en el segundo como en el tercer trimestre, respectivamente. Además, el frenazo de la primera potencia europea es mayor de lo esperado inicialmente, ya que el pasado enero el INE alemán contaba con un retroceso de entre el 1,5 y el 2,0%. Pese a todo, los responsables de la oficina estadística han destacado que en el conjunto de 2008 el PIB registró un aumento real del 1,3%.

Precisamente, el Parlamento alemán -Bundestag-, ha aprobado hoy el segundo plan de reactivación económica con el que el Gobierno pretende paliar la crisis, dotado con 50.000 millones de euros para este año y el próximo. El voto a favor a este paquete, que ha servido de estreno del nuevo ministro de Economía, el socialcristiano bávaro Kart Theodor zu Guttenberg, da vía libre a inversiones en educación e infraestructuras de carreteras y ferrocarril, además de incluir algunas reducciones fiscales para los ciudadanos.

Por su parte, Francia sufrió una contracción del 1,2% en el último trimestre de 2008 y es la única entre los grandes que se salva de momento de la recesión. Sin embargo, el Gobierno ya espera este extremo para 2009 con una caída de, al menos, el 1%, según ha indicado la ministra francesa de Economía, Christine Lagarde. «Como en todos los países desarrolados, la actividad en Francia ha bajado significativamente debido a la crisis financiera», ha asegurado.

Lagarde ha explicado que, después de haber sido «uno de los escasos países europeos en los que la actividad aumentó en el tercer trimestre (0,1%) tras el retroceso del 0,3% en el segundo, Francia ha sufrido a finales de 2008, como sus vecinos europeos, los efectos desfavorables de la crisis». Aunque esto «no significa», según Lagarde, que la situación vaya a continuar agravándose en los próximos meses, en parte gracias a la resistencia del consumo de las familias, que ha aumentado un 0,5% en los primeros compases de este año.

Eurostat también ofrece datos de España y confirma que la economía española también se contrajo entre octubre y diciembre, un 1%, por segundo trimestre consecutivo, con lo que se une al grupo de países en recesión técnica. En términos interanuales, la caída se reduce al 0,7%.

Asimismo, Italia ha confirmado hoy otra caída histórica tras contraerse su PIB un 0,9% en todo 2008, el mayor descenso desde la anterior crisis de 1993. Al igual que Alemania, la economía italiana ha recrudecido en los últimos meses del año pasado su deterioro hasta caer un 1,8% en el cuarto trimestre, lo que se suma al retroceso del 0,5% en el tercero y a la caída del 0,3% registrada entre abril y junio. Una caída intertrimestral de estas características, añade la oficina estadística, no se registraba en 29 años, cuando se comenzó a contabilizar este dato. Asimismo, el PIB italiano no sufría un crecimiento negativo por segundo trimestre consecutivo desde el último trimestre de 2004 y el primero de 2005. En 2007, creció un 1,5%.

El descenso de finales de 2008, provocado sobre todo por la disminución del valor de la industrial y de los servicios, supera las peores estimaciones del Gobierno italiano, que apuntaban a un retroceso del 0,6% del PIB. Además, en comparación con el mismo periodo del año anterior, esta caída se amplía al 2,6%, la mayor contracción de toda la UE y sólo comparable a la de Portugal, con un 2,1%.

En la Eurozona, Grecia -con un aumento del 2,6%-, Chipre -2,1%- y Austria -0,5%- han logrado un registro positivo en este apartado. Además, la recién incorporada Eslovaquia ha conseguido que su PIB progresara un 2,7%. De los países de la UE que no tienen el euro como moneda, el que ha sufrido la mayor contracción ha sido Letonia, con un 10,5%.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído