Anticorrupción acusa a Bañuelos, fundador de Astroc, por usar información privilegiada

(PD).- De la gloria de Forbes a los tribunales de Justicia. El fundador de Astroc, Enrique Bañuelos, que hace dos años aparecía en la lista de los multimillonarios elaborada por la revista estadounidense, está siendo investigado por el uso de información privilegiada, tipificado como delito en el artículo 285 del Código Penal.

En la querella, interpuesta por la Fiscalía Anticorrupción, también está acusada Carmen Godia, vicepresidenta de Abertis y ex socia de Bañuelos en Astroc.

Explica Cristina Caballero en El Mundo que la Fiscalía acusa a los querellados de haber obtenido un beneficio ilícito de 3,5 millones de euros al comprar acciones de Fadesa justo un día antes de que Martinsa lanzara una OPA sobre ella.Bañuelos se habría valido de la información privilegiada que obtuvo de primera mano para enriquecerse ilegalmente. El juez ha citado a declarar a Godia y Bañuelos el 18 de marzo.

La querella contra Enrique Bañuelos, a la que ha tenido acceso este periódico de fuentes jurídicas, ha sido interpuesta por la Fiscalía Anticorrupción y admitida a trámite en el juzgado número 22 de Barcelona. En ella se imputa también el mismo delito a Carmen Godia, vicepresidenta de Abertis y ex accionista de Astroc. El auto del juez cita para el próximo 18 de marzo a los querellados, entre los que se incluyen dos apoderados de la sociedad patrimonial de Godia.

Los hechos investigados datan de septiembre de 2006, cuando dos días antes de la presentación de la OPA de Martinsa sobre Fadesa, Carmen Godia, a través de una sociedad llamada BCN Godia, contrató con BBVA dos operaciones financieras a futuro denominadas equity swap sobre acciones de Fadesa. El beneficio neto derivado de la revalorización de las acciones en esos contratos ascendió a 3,5 millones de euros.

Según la querella, la operación constituye un presunto delito de información privilegiada, pues Enrique Bañuelos «perteneció al muy limitado círculo de los iniciados en una operación societaria fraguada durante pocos meses». El fiscal sostiene que el querellado se parapetó bajo Carmen Godia para comprar acciones de Fadesa sabiendo que iban a subir espectacularmente tras el anuncio de la OPA de Martinsa.

Y es que Bañuelos, sorprendentemente, era uno de los pocos que conocía la compra inminente que iba a llevar a cabo la compañía de Fernando Martín. Meses antes, en julio de 2006, él mismo se reunió con el banco vendedor de Fadesa, Morgan Stanley, para ofrecerse como comprador de la inmobiliaria.

El interés de Bañuelos, que por aquellos entonces estaba en la cima de la popularidad bursátil con su inmobiliaria Astroc, se puso sobre la mesa en una cena celebrada en su domicilio de Madrid con el director general de Morgan Stanley, Luis Isasi. Ambos acordaron una reunión con Manuel Jove, dueño de Fadesa, que se produciría el 12 de septiembre de ese año.

Jove mantenía paralelamente reuniones con Fernando Martín, quien finalmente ofreció 35,70 euros por cada acción de Fadesa, una prima del 21% sobre el precio al que por entonces cotizaban los títulos. Bañuelos no hizo oferta, y Jove, lógicamente, prefirió vender a Martín. Así se lo hizo saber el fundador de Fadesa a Bañuelos en una conversación telefónica el 27 de septiembre, sólo un día antes del lanzamiento de la OPA, según consta en la querella.

Ese mismo día, Carmen Godia daba orden al BBVA de comprar acciones de Fadesa. Los títulos de la inmobiliaria experimentaron un alza del 31% en las dos sesiones consecutivas al anuncio de la operación.El pelotazo estaba consumado.

El fiscal encargado del caso, David Martínez Madero, considera en la querella que «Carmen Godia (que mantenía una participación significativa en Astroc) sabedora de primera mano y por el querellado Bañuelos de las negociaciones entabladas con Fadesa, era también consciente de la ventaja que ello implicaba frente a cualesquiera otros inversores no iniciados».

Según el fiscal, «oportunamente aconsejada y para obviar formalmente su proximidad a Bañuelos-Astroc, optó por dar cobertura y vehicular dicha información privilegiada explotándola en su beneficio a través de otra sociedad a la que se hallaba íntimamente vinculada». El delito de información privilegiada está tipificado en el Códido Penal con penas de cárcel de entre uno a cuatro años, además de una multa del triple del beneficio obtenido.

El juez ha llamado también a declarar a Luis Isasi, presidente de Morgan Stanley, y a Manuel Jove, presidente de Fadesa, en calidad de testigos. Además, nombrará un perito para que dé su opinión sobre a cuánto ascendió el presunto pelotazo bursátil de Bañuelos y Godia.

Fernando Martín fue sospechoso

Nada más lanzarse la OPA de Martinsa sobre Fadesa, la CNMV detectó unos movimientos bursátiles sospechosos y se puso a investigar.El propio Manuel Conthe, entonces presidente del organismo supervisor, admitió que había descubierto «indicios de que podría haber una filtración de información» de la OPA y que no provenía de Fadesa, sino del oferente. Todos los ojos se posaron entonces sobre Fernando Martín, quien pidió explicaciones a la CNMV asegurando que él era inocente. Conthe se disculpó y ahora el tiempo parece haber dado la razón a Martín.

Las pesquisas iniciadas por la Unidad de Vigilancia de los Mercados de la CNMV concluyeron que no fue Martín, sino Bañuelos y Godia, quienes utilizaron presuntamente información privilegiada para lucrarse con la operación. El beneficio que obtuvieron, según la querella, fue de 3,5 millones de euros. La investigación de la CNMV, que ha durado dos años, fue trasladada en febrero del año pasado a la Fiscalía General del Estado, quien la remitió a Anticorrupción para que determinara si había indicios de delito penal.

En España sólo tres casos de uso de información privilegiada, contando con el de Bañuelos, han acabado en querellas: la compra de acciones de Asturiana de Zinc por un ciudadano suizo y la adquisición de acciones de Tabacalera por parte de César Alierta cuando presidía la empresa. Este último caso lleva dos años pendiente de juicio.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído