La economía de EE UU retrocede un 6,2% en el cuarto trimestre, mucho más de lo anunciado

(PD).- La economía estadounidense se contrajo un 6,2% en el cuarto trimestre del 2008, el peor registro de los últimos 25 años, según ha informado el Gobierno de EE UU. El dato, aun no definitivo y pendiente de otra revisión el mes que viene, supera con creces el primer adelanto ofrecido por el Departamento de Comercio, que a finales de enero situó la caída en el 3,8%.

Ya entonces, los expertos estimaban que el dato, una vez revisado, sería peor y situaban el frenazo del PIB en el 5,4%. La cifra deja corto incluso ese cálculo y es el peor dato desde 1982.

El anuncio llega un día después de que el presidente de EE UU, Barack Obama, presentase un presupuesto de 3,5 billones de dólares, con un déficit de 1,75 billones y fuertes reducciones en determinados gastos, un plan que algunos economistas han criticado como demasiado optimista. Paradójicamente, esta segunda revisión es la que menos atención atrae habitualmente de los analistas, que esperan a la última y definitiva, pero el dato es tan negativo que sin duda será muy utilizado a partir de ahora en el Congreso.

Después de conocerse estos datos, Wall Street ha abierto a la baja con una caída del 1,7% en el Dow Jones de Industriales.Citigroup perdía en la apertura el 28% tras confirmarse la decisión del gobierno de aumentar su participación en el accionariado y Bank of America caía un 17%, siguiendo la tendencia a la baja de los grandes valores financieros en Wall Street.

Caída del consumo y las exportaciones

La primera economía mundial arrancó el 2008 en baja forma, retomó cierto aliento durante el segundo trimestre, se contrajo a un ritmo anual del 0,5% en el tercer trimestre y acabó de hundirse en la recta final del ejercicio. El deterioro se vio agudizado por la intensificación de la crisis financiera en el país, la peor desde la Gran Depresión de 1929, y por el aumento de los productos en inventario que no se han vendido (stocks) que acumulan las empresas.

El agravamiento de los indicadores macroeconómicos obedece, en gran medida, a la caída en el gasto de los consumidores, que es el 70% de la economía de EE UU y que cayó al mayor ritmo en trés décadas para quedarse a finales de 2008 en los niveles más bajos de los últimos 28 años.

Las empresas también redujeron sus gastos y todo esto se vio completado por la reducción de las exportaciones de los productos estadounidenses en el resto del mundo. El Fondo Monetario Internacional (FMI) ha pronosticado un crecimiento del 0,5% de la economía global para este año, el peor desde 1945, lo que hace prever una caída aún mayor de las exportaciones.

El presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke, aseguró esta semana durante su comparecencia semestral ante el Congreso que EE UU podría salir de la recesión este año y comenzar la recuperación en el 2010 siempre y cuando los mercados se estabilicen, pero los datos que ofrece ahora al Gobierno son mucho peor de lo esperado.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído