Parados: el dato de empleo da inicio a un marzo temible

(PD).- Con el nuevo cierre negativo del viernes, el S&P 500 firmó el peor arranque anual de su historia, con una pérdida del 18,6% en los dos primeros meses de 2009. Además, el Dow Jones perdió los mínimos de 1997 y cerró en su nivel más bajo desde diciembre de 1996, después de una sesión en la que volvió a quedar más claro que el agua quién manda en este mercado: apertura muy negativa, recuperación a media sesión (incluso algunos índices entraron en positivo) y derrumbe final.

Si técnicamente la tendencia bajista ha quedado retomada y nadie sabe bien dónde puede parar, los fundamentales no pueden pintar peor. El terrorífico dato de PIB publicado el viernes (recesión del 6,2%) se sumó a la necesidad de que el Estado tomara directamente el 36% de Citigroup (que se desplomó el 40% en bolsa). Y este fin de semana AIG ha solicitado otros 30.000 millones de dólares a la Fed.

Y no tiene ninguna pinta de que el mercado vaya a dar ninguna tregua a corto plazo. Esta semana se espera una nueva catástrofe en la economía, con un dato de paro de febrero que se teme que puede ser el peor en 60 años, con más 800.000 nuevos desempleados. En el campo bancario, tampoco hay muchas esperanzas, puesto que al nuevo desastre de AIG hay que sumar las posibles noticias negativas que lleguen de los famosos ‘stress-test’ que está realizando el Gobierno de EEUU, y que no todas las entidades que han sido ayudadas van a superar.

La mayor esperanza de los alcistas es la opinión contraria, pero el pesimismo tampoco es tan brutal como suele serlo en los suelo del mercado (cuando todo el mundo es bajista, es que ya ha vendido y por tanto el mercado suele subir). Así que cuidado, porque el sentimiento puede empeorar bastante más todavía antes de mejorar. Y aunque veamos un rebote contundente -que justificaría la sobreventa actual-, no significa que sea un suelo fiable. Tenemos demasiados precedentes en los últimos meses para no haberlo aprendido.

Además, esta semana podemos tener otros muchos motivos para que el mercado se hunda todavía más, porque no puede venir más cargada en un momento peor. Hoy conoceremos los ingresos y gastos personales, el gasto en construcción y el ISM industrial; el martes tendremos el índice de viviendas pendientes de venta y una comparecencia en el Senado de Bernanke; el miércoles, el índice de empleo privado (precedente del paro oficial), el ISM de servicios y el Libro Beige, además de una sesión del Congreso sobre el plan de rescate bancario.

El jueves conoceremos los pedidos de fábrica y las demandas de subsidios, así como más detalles sobre el plan de rescate de los hipotecados y una vista sobre el salvamento de AIG; y el viernes, el citado dato de paro. Casi nada.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído