Una diferencia de un punto en la subida salarial para 2009 rompe el diálogo social

(PD).- Los agentes sociales -patronal y sindicatos- certificaron ayer, tras un breve encuentro, que la paz social, un factor decisivo para el crecimiento durante los años de expansión económica, tampoco ha aguantado el envite devastador de la crisis.

Los negociadores encargados de firmar la prórroga del último Acuerdo Interconfederal de Negociación Colectiva (AINC) -firmado en 2007- certificaron ayer su fracaso y constataron que, después de semanas de encuentros y debates, no han sido capaces de alcanzar un acuerdo salarial, tal y como han venido haciendo desde el año 2002, fecha del primer pacto, cuando las vacas lucían gordas.

El AINC -con variantes y aportaciones- se había suscrito desde ese año de forma bipartita entre los sindicatos (CCOO y UGT) y la patronal (CEOE y CEPYME). Tanto los agentes sociales como el propio Gobierno han alardeado durante estos años de que estas recomendaciones que las cúpulas patronal y sindical hacían a los negociadores de los convenios sectoriales, territoriales o de empresa han aportado un factor de confianza, de estabilidad, y han contribuido a generar un clima de paz social y de moderación salarial.

Ayer, ni unos ni otros fueron capaces de acercar posiciones.Ni tan siquiera fueron capaces de dar una explicación pública sobre el desencuentro final. Eso sí, ambos reconocieron a este diario que la baraja se rompe en plena crisis, justo en el momento en el que la moderación salarial y la paz social son, seguramente, más necesarias que nunca.

Ni patronal ni sindicatos han cedido un milímetro en sus planteamientos iniciales.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído