Barack Obama intenta impedir que los ejecutivos de AIG reciban sus primas

(PD).- El presidente estadounidense, Barack Obama, ha pedido al secretario del Tesoro, Timothy Geithner, que busque cualquier resquicio legal que impida el pago de las multimillonarias bonificaciones de AIG a los directivos que hundieron la firma.

AIG pagará 450 millones de dólares (349 millones de euros) en bonus a los empleados de su división de productos financieros, la filial cuyas arriesgadas inversiones han provocado que fuera salvada con el dinero de los contribuyentes para evitar el desplome del sistema financiero mundial. Al final, un 80% de la firma fue nacionalizada.

De los 450 millones de dólares repartidos en primas, 165 millones han sido bonificaciones a los principales directivos de AIG. Ello ha sido calificado de «indignante» por Obama.

Por ello, el fiscal del estado de Nueva York, Andrew Cuomo, ha reclamado a la aseguradora información detallada sobre los ejecutivos a quienes planea abonar millones de dólares en compensaciones para investigar la legalidad de esos pagos.

En una carta enviada al presidente y consejero delegado de AIG, Edward Liddy, Cuomo recuerda que su oficina ha estado investigando los acuerdos sobre compensaciones en esa empresa desde el pasado otoño. «Encubrir los detalles de esos pagos genera más cinismo y desconfianza en nuestro ya convulso sistema financiero», argumenta Cuomo.

Por su parte, Obama critica la actitud de AIG. «Es difícil entender cómo se justifica esto ante el contribuyente que mantiene la empresa a flote», dijo antes de explicar que «no es una cuestión de dólares y centavos, estamos hablando de nuestros valores fundamentales».

«Que quede claro que el secretario del Tesoro está trabajando en evitarlo», advirtió el presidente de Estados Unidos.

«Mucha gente está trabajando duro, muchos empresarios están luchando por conseguir crédito», agregó Obama al comparar las inmensas ayudas recibidas por AIG respecto a muchas pequeñas y medianas empresas que se encuentran desprotegidas en la crisis.

«Lo que esta situación subraya es la necesidad de una reforma exhaustiva del sistema regulador financiero, para que no nos volvamos a encontrar en esta posición», concluyó Obama.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído