El cuento chino de Florentino o cómo conquistar Asia con ACS sólo si consigue la presidencia del Real Madrid

El cuento chino de Florentino o cómo conquistar Asia con ACS sólo si consigue la presidencia del Real Madrid

Manuel López (Especial para PD).- El objetivo no es la presidencia del Real Madrid en sí. Eso es sólo el dorado instrumento, que permitirá a Florentino Pérez hacer las Américas en China. No es lo mismo presentarse en Pekín como uno más de las decenas de miles de empresarios occidentales obsesionados por hacer negocio, que presentarse con el marchamo del mejor club de fútbol del mundo estampado en la frente, como relatamos en este reportaje de investigación.

Florentino, que anda haciendo encuestas entre los socios y que planea hacer oficial su candidatura en el programa de RTVE “59 segundos”, ya tiene claro cuál va a ser el equipo de asalto al palco del Santiago Bernabéu: Juan Miguel Villar Mir, Fernando Fernández Tapias, Jorge Valdano y Zinedine Zidane. A preguntas de Periodista Digital, el responsable de Comunicación de ACS niega que Florentino vaya por la presidencia del Real Madrid y rechaza hacer comentarios sobre los negocios del empresario en China.

Hasta mediados de abril, que será cuando todo se haga oficial, algunos nombres se caerán del cartel y otros, los de jugadores de renombre como Kaká, Cristiano Ronaldo y el mismísimo Roberto Carlos estarán en la boca de todos.

Se hablará hasta del ex presidente Aznar y se especulará con el papel de Juan Villalonga, ex presidente de Telefónica, como elemento que podrían dar mayor peso y prestigio a la nueva directiva. Veremos de todo.

El mensaje, el que lanzan desde el cuartel de Florentino con el objetivo de que éste sea elevado a presidente del Real Madrid casi por aclamación, es que se vuelve a la etapa “galáctica”, pero en todo este affaire el fútbol no es más que un detalle. Importante, clave, pero sólo un detalle.

Manos a la obra

Florentino no ha dejado de pensar en cómo volver a la presidencia del Real Madrid desde que dimitió en febrero de 2006, pero no fue hasta mayo de 2007, en una calurosa tarde pekinesa, mientras contemplaba un del Beijing Guoan, cuando se puso de verdad manos a la obra.

Estaban en el palco. El anfitrión era Rong Zhijian, hijo del vicepresidente de China Rong Yi Ren, considerado el ciudadano más rico del inmenso país asiático.

Una fuente conocedora del encuentro y que pide se mantenga su anonimato cuenta que estaba delante su empleado-acompañante Marcelino Fernández, cuando Rong, propietario del Grupo Guoan y del conglomerado industrial CITIC, se dirigió a Florentino y haciendo caso omiso de la tradicional sutileza china, le soltó:

Quiero que hagas de mi equipo uno similar al Real Madrid, pero si aspiras a ser mi socio y beneficiarte en el desarrollo de toda Asia tienes que venir como presidente.

A Rong Zhijian, que tiene ya de todo, le encanta el fútbol. Y qué puede ser más glorioso para un buen aficionado que controlar un club como el Real Madrid.

Como no va a imitar a potentados rusos como Roman Abramovic, que se compró el Chelsea, o al árabe Sulaiman Al-Fahim, dueño del Manchester City porque lo que él adora es al Beijing Guoan y quiere quedarse para siempre en China, lo que pedía Florentino es que le ayuda a convertir su club en algo similar a la Galaxia Merengue. El ensayo de fusión que ambos equipos hicieron en 2005 no había cuajado.

Dice una persona que durante muchos años trabajo a la sombra de Florentino, que este captó el mensaje a la primera. Daba casi igual el número de veces que viajara de nuevo a China para potenciar los negocios de ACS. Lo hacía como dueño, señor y representante excelso del equipo más famoso del mundo o tendría que ponerse a la cola como los demás.

Cuando volvió esa tarde a su suite de la planta noble del Grand Epoch City Hotel, Florentino debió echar de menos el trato de artista de cine con el hall lleno de fans cuando en 2005 se hospedó con José Ángel Sánchez y una barrera de policías le salvó de ser aplastado.

Es difícil saber acerca de lo que se habló o lo que discutieron él y Marcelino, pero a Florentino no podía escapársele la enormidad de la crisis que se avecinaba y que se agarraba a la cola del “gigante amarillo” o lo pasaría mal como empresario.

Negocios en China

A finales de 2006, había tomado el 7,2% del capital de Iberdrola de forma directa y otro 5% a través de derivados bancarios. Con ello se convertía en el accionista mayoritario, condición que mantiene hasta hoy. Eso le permite planear un asalto a la eléctrica, pero no es bastante.

Rong había sido muy claro, podían hacer negocios infinitos con él, pero con la condición de ser presidente del Real Madrid.

Sin esa idea, no se concibe ni se entiende la erosión que sufre Ramón Calderón, ni la serie de filtraciones que han sacudió el Club Blanco durante los pasados meses. Calderón no ha devuelto las llamadas telefónicas realizadas por Periodista Digital.

Aunque Florentino ya estaba desde 2003 en el mercado chino a través de Dragados SPL, ya que se hizo con la gestión durante 50 años del tráfico de contenedores del puerto de Jing-Tang, ubicado a 200 kilómetros al Sur de Beijing, su verdadera fuerza la consiguió en esa visita en 2005 gracias a ser presidente del Madrid. Firmó el 9.11.05 en Beijing, un acuerdo para la adquisición del 25% de las acciones del equipo de fútbol Guoan por 25 millones de dólares US. El equipo adoptaría el nombre de Guoan-Real Madrid.

Pero Florentino no sólo no puso un dólar sino que repercutió los gastos del viaje al club y obtuvo una serie de ingresos “adicionales” que terminaron en varias cuentas a nombre de sociedades chinas en la oficina principal del banco CITIC tanto en Beijing como a nombre de sociedades off shore en Hong Kong y Macao.

Aparentemente el Club madrileño era propietario del 25% del Guoan-Real Madrid, siendo el restante 75% propiedad de Citic Group. Pero la realidad es que de la noche a la mañana, Florentino se había asociado con Rong Zhijian, dueño de un grupo empresarial de más de 100.000 millones de euros, con multitud de empresas en China, Canadá, Japón, Australia, Estados Unidos Europa etc.

Cuando los March y los Albertos , le imponen que deje de ser el presidente del Real Madrid y se dedique más a ACS, acaban de fastidiarle sus negocios, ya que en España el ciclo del ladrillo se acababa y sin el club blanco la expansión internacional de ACS iba a sufrir un parón sin precedentes, como así ocurrió.

Posiblemente el último favor que le hizo su amigo Rong Zhijian en 2008, fue el cederle un simbólico 3% en el capital social de Citic Constructions, rama constructora de la corporación financiera China International Trust and Investment Corporation (CITIC) llamada Citic International Construction.

Y gracias a su apoyo, consiguió la gestión durante 30 años de una terminal de contenedores en el centro de Mumbai, el puerto de mayor tráfico marítimo de India.

Pero el tiempo se acaba y la crisis crece imparable, si no logra volver a China siendo presidente del R. Madrid necesitará que su amigo Ferreras le consiga otro decretazo de Zapatero para una nueva prórroga de 2 años para actualizar activos, porque ahora con la contabilidad real ACS estaría técnicamente en quiebra, sus activos a precio actual de mercado valen menos de lo que debe a los bancos.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído