Los empresarios alemanes arrojan un jarro de agua fría sobre las esperanzas económicas de Europa

(PD).- La confianza empresarial cayó en marzo en Alemania hasta el nivel más bajo de los últimos 26 años, según el índice elaborado por el instituto económico Ifo. Y es que los empresarios de la mayor economía Europea descartan una mejora apreciable de la coyuntura en los próximos meses.

El índice de confianza empresarial alemana elaborado por el instituto económico Ifo descendió ligeramente en marzo a 82,1 puntos desde los 82,6 enteros del mes anterior. Es la lectura más baja desde noviembre de 1982.

La lectura está ligeramente por debajo de lo que esperaba el mercado. Los analistas consultados por Bloomberg habían estimado de media una lectura de 82,2 puntos.

La confianza empresarial, que había mejorado en enero por las expectativas puestas en los paquetes de ayuda estatal aprobados en Alemania y las bajadas de los tipos de interés acometidas por el Banco Central Europeo (BCE), cayó en febrero y ha vuelto a empeorar en marzo.

El índice de confianza empresarial Ifo es un muy seguido por el mercado porque se trata de un importante y fiable indicador de la salud de la mayor economía de la zona del euro. Se basa en las respuestas que dan unas 7.000 empresas de los sectores manufacturero, de la construcción, de ventas mayoristas y minoristas en una encuesta mensual.

El rebote se hace esperar

El presidente del Ifo, Hans-Werner Sinn, ha reseñado que las empresas descartan una mejora perceptible de la situación económica.

Los empresarios han manifestado en la encuesta del Ifo de marzo que la situación actual de sus negocios ha seguido empeorando, aunque son menos pesimistas respecto a las perspectivas para los próximos seis meses. En cualquier caso, los participantes en la encuesta consideraron que la recesión económica no ha alcanzado su fondo.

«Estos datos nos recuerdan cómo de malas son las condiciones en la mayor economía europea y aleja las perspectivas de un rápido rebote de la actividad», señala a Bloomberg Colin Ellis, economista para Europa de Daiwa Securities SMBC en Londres. «Todavía no hemos visto el suelo todavía», asegura.

Deterioro económico

Este último dato de confianza empresarial coincide con un debate público sobre el grado de deterioro de la economía alemana, con algunas nuevas previsiones mucho más negativas.

El Gobierno alemán prevé rebajar considerablemente sus pronósticos económicos para este año y, según informó el diario Bild recientemente, los nuevos cálculos parten de una contracción del Producto Interior Bruto (PIB) del 4,5%.

El banco alemán Commerzbank también ha revisado a la baja sus pronósticos y considera ahora que el PIB de Alemania se contraerá en 2009 un 7%.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído