EEUU abre la puerta a una nueva moneda mundial en sustitución del dólar

EEUU abre la puerta a una nueva moneda mundial en sustitución del dólar

(PD).- Un bombazo. El secretario del Tesoro de EEUU, Timothy Geithner, afirmó que Washington está «muy abierto» a la propuesta de China y Rusia de crear una nueva super divisa de reserva internacional en sustitución del dólar. Pese a que luego rectificó, las dudas desplomaron el billete verde.

Conmoción en los mercado de divisas. Geithner admitió el miércoles que el Gobierno de EEUU está «muy abierto» a estudiar la propuesta monetaria elaborada por China y Rusia, de cara a la reunión del G20 en Londres en el próximo 2 de abril. Moscú y Pekín apoyan por reformar el actual sistema monetario internacional mediante la creación de una nueva «super divisa» de reserva en sustitución del dólar, tal y como avanzó LD.

Para ello, ambos gobiernos proponen adoptar una moneda global referenciada a una cesta de divisas administrada por el Fondo Monetario Internacional, con respaldo en activos reales.

La mera posibilidad de que EEUU se haya planteado esta posibilidad provocó el hundimiento del dólar, que cayó a plomo frente al euro, el yen y la libra esterlina. Un auténtico terremoto en el ámbito de las geo-finanzas mundiales, según expresó David Bloom, jefe de divisas en HSBC.

Geithner rectificó poco después, al afirmar que el dólar seguirá «siendo la moneda de reserva dominante en el mundo… durante un largo período de tiempo». Lo relevante, sin embargo, es que el Gobierno de EEUU simplemente se haya cuestionado aceptar la propuesta de China y Rusia.

Horas antes el presidente de EEUU, Barack Obama, explicó en una conferencia que no existía ninguna amenaza contra el monopolio que ostenta el dólar como moneda de reserva y referencia del sistema monetario internacional. «No creo que exista necesidad de una moneda global», ya que los inversores siguen confiando en la fortaleza de la economía estadounidense, explicó.

Sin embargo, la reacción del mercado de divisas, recogida por Telegraph o Financial Times muestra la debilidad a la que se enfrenta el billete verde después de que la Reserva Federal de EEUU (FED) haya multiplicado su balance con el fin de rescatar de la quiebra al sistema financiero estadounidense.

De hecho, la Fed comenzó el miércoles la impresión de billetes ex novo (sin respaldo alguno) para adquirir deuda pública y corporativa. La Fed inició la adquisición de bonos de largo plazo emitidos por el Tesoro de EEUU, en un programa que podría ascender a 300.000 millones de dólares para reducir los costos del crédito.

Es la primera vez que la Reserva emplea esa herramienta desde la década de 1960, y con este paso anunciado la semana pasada, Estados Unidos se suma a los bancos centrales del Reino Unido y Japón en compras extraordinarias de deuda gubernamental. De hecho, ni siquiera el Banco central Europeo (BCE) descarta acudir a este tipo de herramientas «no convencionales».

La primera operación apunta a los bonos que maduran entre febrero de 2016 y febrero de 2019. En los próximos ocho días la Reserva empezará la compra de bonos con maduración entre marzo de 2011 y febrero de 2039. La compra de bonos es parte de un uso de instrumentos monetarios y financieros, que incluye la compra de hasta 1,45 billones de dólares en hipotecas fallidas, para rebajar las tasas de interés sobre los préstamos para la compra de vivienda.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído