Hernández Moltó oculto que se escapaban 18 millones al dia de Caja Castilla-La Mancha

Hernández Moltó oculto que se escapaban 18 millones al dia de Caja Castilla-La Mancha

(PD).- La Caja Castilla-La Mancha (CCM) perdió cada uno de los días laborables de marzo 18 millones de euros en recursos gestionados, es decir, cuentas corrientes, de ahorro, imposiciones y otros depósitos.

Según informa El Mundo, durante cada hora de apertura al público de las oficinas salieron de la caja tres millones de euros, una fuga de dinero imposible de asumir por la entidad y que, según el diario, supuso el detonante final de la intervención del Banco de España.

LA PIÑATA DE LOS DIRECTIVOS

Por si eso fuera poco, ahora nos enteramos de que los miembros del Consejo de Administración de Caja Castilla-La Mancha elevaron de forma considerable sus retribuciones a lo largo de los últimos años, según figura en los informes de gobierno corporativo difundidos por la entidad.

El último documento disponible es el del año 2007, ya que la entidad, que ni siquiera ha difundido sus cuentas del año 2008, tampoco ha aprobado el informe de gobierno corporativo.

El personal clave de la dirección y los miembros del consejo de administración que forman parte de la misma, entre ellos el presidente, Juan Pedro Hernández Moltó, se repartieron en 2007 un total de 2,172 millones entre salario y obligaciones en materia de pensiones y seguros de vida, un 91% más que los 1,138 millones de euros consignados con cargo al ejercicio 2004. Y la retribución creció también en 2005 y 2006, con más intensidad si cabe que en 2007.

Los 15 miembros del consejo también se beneficiaron de forma notable de que Caja Castilla-La Mancha tomara participaciones en otras empresas. Por este concepto se repartieron en 2007 un total de 272.000 euros, tres veces más que los 85.000 euros de 2004.

A estas cantidades se sumaron los créditos concedidos por la caja a los directivos y allegados. En 2004, los diferentes consejeros y sus familiares tenían préstamos o líneas de descuento por 243.000 euros. En 2005 ya se llegaba a los 590.000 euros, en 2006 a los 859.000 euros y en 2007 los 15 consejeros de Caja Castilla-La Mancha superaron el millón de euros.


El informe del Banco de España revela que en total, durante los primeros 25 días de marzo, la caja perdió 329,7 millones de euros en recursos gestionados.

Si se multiplica esa cifra por el número de días laborables en los que abrió la caja, supone una fuga diaria de 18 millones de euros en depósitos, o tres millones de euros a la hora mientras las oficinas estuvieron abiertas.

Los datos a los que tuvo acceso el periódico revelan además que la morosidad de CCM rompió la barrera del 10% justo antes de la decisión del supervisor. A cierre de 2008, sin embargo, el saldo de morosos reconocido por la caja no llegaba al 5%, tras haber caído, de forma sorprendente, durante el mes de diciembre, en contra de lo ocurrido en el resto del sector.

La enorme pérdida de dinero gestionado alarmó al Banco de España, que intentó por todos los medios acelerar la fusion con Unicaja pero, al fracasar la gestión, no hubo más remedio que optar por la intervención. Miguel Ángel Fernández Ordéñez (MAFO), tuvo constancia de que el presidente de la CCM, Juan Pedro Hernández Moltó, no estaba actuando con transparencia ya que ocultó la situación real de la caja a su consejo al no entregarle el informe de recursos propios.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído