CCM no hizo ni caso a las advertencias del Banco de España durante seis meses

(PD).- Los inspectores detectaron el año pasado incongruencias en las cuentas de 2007 y requirieron saneamientos adicionales por 441 millones. Caja Castilla-La Mancha desoyó las advertencias del regulador, según informa el diario Expansión. El Banco de España, pues, era muy consciente de los problemas de liquidez y de los fallos en el sistema de provisiones de Caja Castilla-La Mancha del al menos desde octubre de 2008.

Este diario económico ha tenido acceso a un informe que revela que el pasado 21 de octubre el regulador pidió a la caja que incrementara las dotaciones de 2007 a provisiones específicas para la cobertura de la morosidad en 245 millones, de los que 60 millones aún no se habían dotado el pasado diciembre. Además se constató un deterioro de instrumentos de capital, es decir de los recursos propios que conforman el capital, de 196 millones a septiembre de 2008.

La misma inspección, desarrollada en 2008, también sacó a luz «la inestable estructura de financiación» de CCM, hasta el punto que el regulador instó a sus directivos ejecutivos a reducir su dependencia de los mercados mayoristas.

Desde el Congreso, el gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, ha explicado que la institución revisó Caja Castilla La Mancha en 2003 y 2008 y ya advirtió de que había un «importante volumen de riesgo» por el «deterioro de la calidad crediticia», y les recomendó una fusión con otra entidad.

Fernández Ordoñez también ha señalado que la intervención de CCM ha permitido a la entidad «seguir operando con normalidad y cumplir con todas sus obligaciones y compromisos de caja».

En la Comisión de Economía del Congreso, Fernández Ordóñez ha justificado esta decisión en la «voluntad» del organismo supervisor de «evitar que problemas individuales» de una entidad «degeneren de tal manera» que afecten al resto de bancos y cajas del país.

«Tengan la seguridad de que Caja Castilla La Mancha hará frente a todos sus compromisos con depositantes y acreedores», ha dicho el gobernador que ha insistido en que CCM no tiene «ningún agujero patrimonial» y «sus activos son superiores a sus deudas».

Fernández Ordóñez, ha reclamado una modificación legal que permita a las cajas de ahorros ampliar sus recursos propios «al menos con una facilidad parecida con la que lo hacen los bancos».

También cree que deben hacerse diversas modificaciones normativas en el ámbito financiero para mejorar su funcionamiento y evitar nuevos problemas como el de esa entidad.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído