Las marcas blancas suponen un ahorro de hasta el 40% en la cesta de la compra

(PD).- El cambio de ciclo económico ha intensificado las variaciones en los hábitos de los consumidores para tratar de obtener una mayor tasa de ahorro en sus actividades cotidianas, tanto en las relacionadas con el tiempo de ocio como, en especial, en otras tan habituales y necesarias como realizar la compra.

En los últimos meses, las ventas de los productos de marca blanca en las diferentes superficies comerciales se han incrementado notablemente -en 2008 alcanzaron una cuota de mercado del 32,5% en el conjunto del país-.

Optar por los productos que ofertan los establecimientos como marcas propias genéricas o del distribuidor -conocidas como marcas blancas-, puede suponer para los consumidores un ahorro cercano al 40% en la cesta de la compra, en comparación a si se llena el carro con exactamente los mismos artículos, pero de primeras marcas.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído