El maquillaje del paro: la ‘estacionalidad’ esconde 90.000 desempleados nuevos en mayo

El maquillaje del paro: la 'estacionalidad' esconde 90.000 desempleados nuevos en mayo

(PD).- Hay trampa. El Gobierno se da palmaditas en la espalda porque la bajada del paro registrado en el INEN en 24.741 personas. Cristobal Montoro advierte de que los datos tienen máscara. El PP no ve, «de ninguna manera», un cambio de tendencia en la evolución del desempleo en España, porque cree que la bajada del número de parados de mayo es «estacional». Cuando pasen los meses de verano se verán. «Si se restara el efecto calendario, el paro habría aumentado en ese mes en 90.000 personas».

El Partido Popular advierte de que no es oro todo lo que reluce. «De ninguna manera», dicen, se puede hablar de un cambio de tendencia en la evolución del desempleo en España, porque la bajada del número de parados de mayo es «estacional» y cuando pasen los meses de verano se comprobará que sigue aumentando el desempleo y se destruyen puestos de trabajo.

Para Cristóbal Montoro, la bajada del desempleo en 24.741 personas en mayo y la subida de la afiliación media en 69.304 trabajadores no suponen un punto de inflexión y «a la salida del verano estaremos donde estábamos» y se mantendrá la tendencia de aumento del paro y destrucción de empleo.

Señaló que en estos meses la evolución del desempleo está ligada a la estacionalidad -en verano hay más empleo en los servicios y en la construcción-, y aseguró, aludiendo a datos del Ministerio de Economía y Hacienda, que si se restara el efecto calendario a los datos de mayo el paro habría aumentado en ese mes en 90.000 personas.

Además, recordó que en la crisis de 1993 ocurrió lo mismo en el mes de mayo, en el que el paro cayó en cifras parecidas, lo que no impidió que se destruyeran más de un millón de empleos en el tiempo en el que duró la crisis.

El Estado contrata 430 trabajadores al día

Y el truco viene por todos los lados. Mientras las empresas destruyen empleo a un ritmo del 8,1%, la ocupación en el sector público crece un 5,1%, el mayor avance de los últimos seis años.

Lejos de entrar en cintura, el Estado y las comunidades han alimentado un grueso michelín pisando el acelerador de las contrataciones, un gesto que los analistas consultados interpretan como un modo de «compensar» el drástico aumento del paro que podría alcanzar el 19% este verano, según publica Expansión.

Entre enero y marzo, el número de contratos de empleados públicos aumentó un 5,4% respecto al año anterior, el mayor ritmo de los últimos seis años, burlando el intenso ajuste laboral que sí se ceba con el sector privado, donde sólo tiene cabida la destrucción neta de puestos de trabajo, que avanzó en ese mismo periodo un 8,1%, según revela el Indicador Laboral de Comunidades Autónomas IESE-Adecco (ILCA).

La estampa es cuando menos pintoresca. Mientras cada día del último año 5.031 trabajadores se quedaron en paro, como una consecuencia lógica del parón en seco de la actividad, en el otro lado de la balanza el sector público fichó a 430 trabajadores diarios, de los cuales, según los registros del Banco de España, ocho de cada diez son funcionarios.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído