Los parados que ZP no cuenta

Los parados que ZP no cuenta

(PD).- No trabajan, cobran las prestaciones por paro y se presentan todos los meses en las oficinas del paro. Son embargo, el Ejecutivo no los contabiliza. Se trata de los afectados por un ere temporal.

Explica Inma Paro en El Economista, que durante el periodo que estos trabajadores se encuentran suspendidos, van al paro porque no están trabajando y cobran prestaciones. Sólo en el primer trimestre del año, este colectivo aumentó hasta un 4.779%; es decir, de los 3.200 parados en los primeros meses de 2008, se ha pasado a 157.800 en 2008, según datos de UGT.

¿A qué se debe este aumento? En marzo, el Gobierno aprobó un conjunto de iniciativas para fomentar el empleo entre las que se incluía una serie de bonificaciones para incentivar el ere temporal. Así, se incentivaba las cuotas empresariales a la Seguridad Social durante el tiempo en el que el trabajador se encuentre en paro.

Esta ayuda fue anunciada por el Gobierno meses antes y se aprobó con carácter retroactivo desde el mes de octubre de 2008, por lo que a partir de enero de este año el recurso al expediente temporal por parte de las empresas creció notablemente. La medida no sólo facilitaba que el empresario incurriera en convocar un ERE temporal, sino que también ofrecía una serie de ayudas al trabajador para que éste no se mostrara en desacuerdo a la hora de firmar el expediente de suspensión.

El Ministerio de Trabajo garantizaba al futuro parado que, si tras el periodo de suspensión no volvía a ser readmitido en la empresa, tendría 90 días más de cobertura por desempleo para que no se quedara en paro y sin prestación por haberla consumido en ese periodo.

La medida fue anunciada por el Gobierno como una ayuda para mantener el empleo, pero coincide que esos parados no están registrados en el dato oficial de paro. El número de parados en el primer trimestre, según las cifras del Ministerio de Trabajo, superaba los 4,86 millones de desempleados, aunque el Gobierno informara que la cifra oficial se situaba en los 3,6 millones.

En los datos publicados en mayo esta diferencia se incrementa todavía más. Mientras el número oficial que anunció la secretaria general de Empleo, Maravillas Rojo, descendía y se situaba en 3,6 millones de parados, los desempleados totales, que existen al sumar los no oficiales para el Gobierno, continuaron aumentando y superaron los 4,9 millones, según datos del Ministerio.

Los 1,3 millones de personas desempleadas que no figuran en las listas de desempleo provienen de diversos colectivos convenientemente clasificados por Trabajo. Una parte de ellos demanda un trabajo que no sea de jornada completa, por lo que no se les considera demandantes de empleo. Otra parte se encuentra realizando un curso de formación para encontrar un trabajo mejor, pero a éstos tampoco se les considera demandantes de empleo. El otro colectivo que tampoco está calificado como parado es el de los desempleados surgidos de un ERE de carácter temporal.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído