El desembarco de los bancos españoles en EEUU visto por Forbes

El desembarco de los bancos españoles en EEUU visto por Forbes

Cerca de 20 meses de recesión y los bancos españoles ni se inmutan. Es más, según constata Forbes en el artículo titulado International Invasion, han iniciado junto con los canadienses una «invasión» del sector bancario de EE UU. De las 14 compras llevadas a cabo en el sector por empresa de fuera desde 2007, 10 han sido capitaneadas por entidades españolas o canadienses.

El pasado mes, el Banco Sabadell se hizo con Mellon Bank de Miami , entidad que tenía a cierre de marzo unos activos de 2.370 millones de dólares (1.665 millones de euros) y una quincena de sucursales.

En 2007, Sabadell compró el Transatlantic Bank, lo que le situó en el sexto lugar entre las entidades de Florida. Además de esta última compra, en marzo el Santander se hizo con el 75% del Sovereing que aún no poseía y Caja Madrid aplazó en noviembre la salida a bolsa de su filial Cibeles para poder comprar el National Bank of Florida.

BBVA, que ya en 2007 se hizo con el Compass Banchsares y, según apuntan todos los analistas, tiene al mercado estadounidense como futuro campo de expansión.

Según esta publicación estadounidense, los bancos españoles tienen dos ventajas respecto a otros rivales «internacionales»: el boom latino en el sureste del país les da una ventaja cultural y lingüística y, además, el sistema de regulación y provisiones impuesto por el Banco de España, que ya fue loado por Forbes en un artículo anterior y que ha sido imitado por la Unión Europea, les ha dado la fortaleza frente a la crisis con la que no cuenta la competencia, dentro o fuera de EE UU.

Forbes recuerda el riesgo de apostar por las adquisiciones como método de crecimiento, pero cree que todas estas condiciones dan a las entidades españolas una buena oportunidad.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído