El mercado, tras un parón de un lustro, repunta un 19% en ventas durante este año

Las motos no están hechas para la gran ciudad

Las scooter, las más vendidas, son las que mayor grado de siniestros registran

Las motos no están hechas para la gran ciudad
Motorista. PD.

La crisis económica, los problemas de movilidad o de aparcamiento y un coste menor que la compra de un vehículo han propiciado la proliferación de motocicletas urbanas, tipo scooter, en un buen número de ciudades. De hecho, este tipo de motocicletas son las causantes, en buena medida (68%), del repunte de ventas que ha registrado el sector (19%). La lectura negativa es que son las que más siniestros sufren entre las distintas modalidades de tribus moteras, muy por encima de las motos deportivas de gran cilindrada o las de campo (motocross) y con independencia de la edad del motorista.

Los siniestros en moto suelen ser mucho más aparatosos que los registrados en vehículos, ya que el conductor del vehículo de dos ruedas suele acabar directamente con las consecuencias del accidente en su propio cuerpo. Lejos de lo que cabría imaginarse, el mayor grado de siniestralidad no se corresponde ni con la cilindrada de la motocicleta ni con la edad del que pilota el vehículo a dos ruedas en cuestión. Las motos urbanas, conocidas como scotters, son las que registran un mayor grado de siniestralidad y son las que sus ventas más han repuntado a lo largo de este año (un 68% frente al 19% de media que ha registrado el sector, después de cinco años continuados de descensos).

Si antes del estallido de la crisis económica y las mayores estrecheces de los ciudadanos este tipo de motos eran cada vez más habituales, sobre todo en las grandes ciudades, en los últimos tiempos han proliferado de mayor manera, ya que representan un menor consumo, así como una mejor movilidad y aparcamiento que los vehículos. Además, de unas pólizas de seguro más asumibles que las de un coche, al menos por el momento.

Entre 2009 y 2013, el 23,5% de los accidentes registrados se correspondían con las scotters, seguidas de las motos de carretera (de gran cilindrada, tipo turismo e indicadas para grandes viajes) con un 20,2% y de las customs (personalizadas, tipo Harley Davidson), según un informe realizado por la Fundación Línea Directa Aseguradora. Esta compañía de seguros, ahora propiedad al 100% de Bankinter, fue de las primeras que hace unos años apostó de manera decidida por el seguro de moto, cuando sus usuarios se encontraban con graves problemas para poder asegurar sus vehículos de dos ruedas.

«La scooter es una moto muy popular en grandes núcleos urbanos que se utiliza para desplazarse de forma práctica y eficiente por las ventajas que ofrece», indica el director general de la Fundación Línea Directa, Francisco Valencia, que se refiere entre otras cuestiones a la facilidad de conducir con el carné clase B (el básico) este tipo de motos hasta los 125 centímetros cúbicos.

TENDENCIA A MÁS

Según Francisco Valencia, no es de extrañar que «el perfil del motorista que más accidentes sufre en España esté más relacionado con un profesional de ciudad que utiliza un vehículo a dos ruedas como éste para desplazarse diariamente al trabajo, que con un joven al sillín de una moto deportiva».

Este estudio determina que nueve de cada diez moteros accidentados son hombres y en una franja de edad comprendida entre los 35 y los 45 años de edad. Mayo es el peor mes por siniestralidad y el 80% de los accidentes se producen en días laborables (con el viernes como el más arriesgado).

Según datos de la Dirección General de Tráfico (DGT), siete de cada diez accidentes con víctimas de moto tuvieron lugar en ciudad. Durante el año pasado, la cifra de fallecidos aumentó en un 4% y la de heridos graves en un 13%. En ciudad, el percance más habitual es el del choque entre una moto y un coche, con mayor responsabilidad para el conductor del vehículo de cuatro ruedas.

Desde la Fundación Línea Directa Aseguradora muestran su preocupación sobre el aumento de las cifras de siniestralidad, tras el repunte que se ha producido en la venta de motocicletas. Aunque tan sólo representan en 9% del parque automovilístico en España, los motoristas protagonizaron el 22% de los accidentes con víctimas y el 18% de los fallecidos en el último año.

economiadelavida@periodistadigital.com

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Emilio González

Emilio González, profesor de economía española, europea y mundial en la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de la Universidad Autónoma de Madrid.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído