La falta de dinero es lo que justifica esta afirmación que, no obstante, mejora en un punto respecto a 2013

El 24% de los españoles considera que no tiene una vida digna

La consultora Intrum Justitia muestra en el Informe de Pagos de Consumidores 2014 que el 31% de los ciudadanos afirma no tener dinero después de pagar las facturas, por encima de la media europea que se sitúa en el 25%

El 24% de los españoles considera que no tiene una vida digna
Luis Salvaterra. PD.

La consultora Intrum Justitia ha presentado, por segundo año consecutivo, los datos del Informe de Pagos de Consumidores 2014 que se realiza entre 21.000 consumidores en 21 países europeos con el objetivo de entender su comportamiento de pago.

Una de las principales conclusiones es que el 21% de los españoles afirma estar pensando emigrar debido a la situación económica del país. Una cifra que se sitúa entre las más altas en Europa solo superada por Grecia (38%), Portugal (29%), Italia (27%) y Hungría (26%). Si ponemos el foco en los jóvenes, la cifra en España se incrementa hasta el 45%.

Además, el 31% de los españoles afirma no tener dinero después de pagar las facturas; un ratio que sufre una leve mejora frente al 2013 pero que aún está muy lejos de la media europea que se sitúa en el 25% (frente al 26% de hace un año). Otro dato revelador es que el 24% de los españoles considera que no tiene una cantidad de dinero suficiente para una vida digna (frente al 25% de hace un año registrándose también una leve mejora).

Si ponemos el foco en los jóvenes europeos (15 a 24 años), tres de cada diez dicen que no tienen dinero suficiente para llevar una vida digna; los peores datos se registran en Estonia (44%), Irlanda (41%) y Francia (40%) mientras que en España la cifra se sitúa en el 26%.

Si hablamos de ahorro, solo el 26% de los españoles afirma guardar una cantidad fija cada mes. El porcentaje se reduce entre los mayores de 50 años ya que solo el 18% cuenta con esta capacidad de ahorro.

Sobre la economía doméstica también habla el Informe y señala que tres de cada diez jóvenes europeos afirman que necesitan una mejor educación para saber cómo manejar la economía doméstica. En concreto, el 41% de los españoles entre 15 y 24 años cree que necesitaría una mayor formación en ese sentido. Luis Salvaterra, Director General de Intrum Justitia Iberica comenta que «en España se puede considerar que hay una mala economía doméstica ya que solo el 10% de los encuestados cree tener un buen control de sus finanzas personales».

Aun así, los padres de nuestro país afirman en un 55% que intenta enseñar a sus hijos cómo manejar el dinero; una cifra en línea con la media europea (57%) pero que contrasta con la de países como Hungría (72%) y Grecia (71%).

Ante la pregunta de qué es lo que más afecta a las finanzas de los consumidores, en España la mayoría (85%) responde que son los precios de la energía; es el país que más menciona este apartado junto con Irlanda (también con el 85%). En segundo lugar aparecen los impuestos de productos/servicios con un 82% y el precio del petróleo con el 80%.

En cuanto a cómo ven los ciudadanos europeos la situación económica de su economía nacional, en general, el 40% de los europeos encuestados no tenía esperanza de ver una mejora en este sentido. Además y en palabras de Luis Salvaterra «que el 43% de los europeos gaste menos en alimentos y el 74% recorte en ropa apunta a una sociedad en riesgo de deterioro de larga duración».

economiadelavida@periodistadigital.com

Autor

Emilio González

Emilio González, profesor de economía española, europea y mundial en la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de la Universidad Autónoma de Madrid.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído