Masivos, abiertos, online y gratuitos, cuatro conceptos que definen el acrónimo MOOC (Massive Opening Online Courses), el paradigma de la ciberenseñanza

Pon un MOOC en tu currículum

La mayor plataforma de MOOC española es MiriadaX, un proyecto conjunto de Telefónica y el Banco Santander, con una oferta de 150 cursos

Pon un MOOC en tu currículum
Ciberenseñanza

Masivos, abiertos, online y gratuitos. Con estos cuatro conceptos se define el acrónimo MOOC (Massive Opening Online Courses), el paradigma de la enseñanza que surgió con el fin último de abrir a otros colectivos la educación superior de élite. De esta manera prácticamente todo el mundo podía hacer un grado de la Universidad de Stanford, de Harvard o un exclusivo MBA de Georgetown sin tener que pagarlo y sin moverse de casa. Y aunque parecía demasiado bueno para ser una realidad, era así y lo sigue siendo con más o menos altibajos.

«Los MOOC se convertían en el tema por excelencia para el sector educativo mundial hasta tal punto que The New York Times declaró 2012 como «El año de los MOOC». John Hennessy (Presidente de la Universidad de Stanford) utilizaba el término «tsunami», en la conferencia «The Coming Tsunami in Educational Technology», para referirse al poder disruptivo y transformador de la tecnología educativa cuando es realmente innovadora, mencionando como ejemplo los cambios que pueden originar esa avalancha de MOOC en el panorama de la educación superior», explica en su web el Instituto Nacional de Tecnologías Educativas y de Formación del Profesorado (Intef).

Y como toda historia que se precie relacionada con las nuevas tecnologías, comenzó en Silicon Valley, donde el profesor de Inteligencia artificial de la Universidad de Stanford, Sebastian Thrun, fundó Udacity, plataforma de cursos online gratuitos y ‘masivos’ sobre la que el propio Thrun reflexionó para decir:

«Normalmente, enseño para 200 estudiantes, y ahora lo estoy haciendo para 160.000. Nunca en mi vida profesional he conocido un impacto parecido».

La primera iniciativa de MOOC en castellano fue un curso de criptografía organizado desde la Universidad Politécnica de Madrid. Posteriormente, la UNED ha traducido las siglas y ha lanzado sus COMA (Cursos Online Masivos Abiertos). La mayor plataforma de MOOC es MiriadaX, segunda del mundo, con cerca de 780.000 alumnos inscritos y una oferta de 150 cursos. Se trata de un proyecto conjunto de Telefónica y el Banco Santander a través de sus empresas Telefónica Learning Services, (TLS) y Universia, respectivamente. TLS es la primera empresa de e-learning en España y una de las primeras del mundo. Por su parte Universia es la mayor red de universidades de habla hispana y portuguesa.

Hay otras iniciativas de gran interés, como el curso UniMOOC para emprendedores o los relevantes MOOC creados por el Centro de Enseñanzas Virtuales de la Universidad de Granada. Hay ya hasta un buscador para encontrar el curso que nos interese en Mooc.es.

A estas iniciativas se ha sumado la Fundación Rafael del Pino que se propone lanzar dos cursos masivos en red a lo largo del 2015, uno centrado en la contribución de España a la historia de la nación americana, dirigido por Felipe Fernández-Armesto y otro sobre la libertad económica, dirigido por Leandro Prados de la Escosura. Por otro lado, la Fundación Rafael del Pino está desarrollando un programa de formación de dirigentes empresariales en red (SPOOC) mediante una plataforma de conocimiento a través de Internet para así conformar un paquete online de formación a medida que se complemente con las actividades de formación off line ofrecidas en la sede de la Fundación. «Para complementar todo esto», dice la Fundación, «se ha puesto en marcha una plataforma de descargas con la que se pretende hacer accesible a la comunidad académica e investigadora las distintas bases de datos que la Fundación apoya (Global entrepreneurship monitor, BDREMS, BDMORES de la economía española, etc.) así como los estudios desarrollados en los últimos años».

«Todas estas propuestas han generado un amplio debate sobre el papel de los MOOC en el futuro de la educación superior, el papel de universidades y docentes, la acreditación de aprendizajes y competencias y su relevancia para la empleabilidad, la generación de REA (Recursos Educativos Abiertos) y comunidades virtuales de aprendizaje…», apunta Intef, para señalar que muchos cursos que se anuncian como MOOC no lo son en realidad por incumplir alguna de sus características que los definen y que son: no tener limitación en las inscripciones, poder ser seguido online de forma abierta, los materiales son accesibles de forma gratuita además de haber interacción entre participantes y facilitadores docentes del curso.

Y a raíz de el debate generado, el propio Sebastian Thrun ya ha advertido que todos aquellos que se han apresurado a anunciar el fracaso de este tipo de cursos no conocen cómo funciona la innovación. «Muy pocas ideas funcionan en el primer intento. La repetición es clave en la innovación. Estamos consiguiendo importantes avances en el resultado del aprendizaje y en el compromiso de los alumnos».

economiadelavida@periodistadigital.com

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Emilio González

Emilio González, profesor de economía española, europea y mundial en la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de la Universidad Autónoma de Madrid.

Lo más leído