FORBES ANALIZ LOS DIFERENTES MODELOS QUE CONVIVEN EN EL CONTINENTE

España, uno de los países en el que más cuesta ser autónomo

Francia es, según esta publicación, el que mejor se porta con este colectivo de trabajadores. De hecho, la revista puntúa el sistema galo en vigor con un 9,5 sobre 10, seguido del Reino Unido al que da 8 puntos

España, uno de los países en el que más cuesta ser autónomo
Autónomo, emprendedor. PD

Nadie pone en duda que los autónomos son el colectivo de trabajadores por cuenta propia que está tirando del empleo y que tienen mucho que decir respecto al nuevo panorama laboral en el que vivimos. Su número creció en 2014 por encima de las 75.400 personas, lo que significa que cuatro de cada diez nuevos empleados son autónomos, según cifras de la Encuesta de Población Activa correspondiente al tercer trimestre del pasado año. Es más, tras cinco años de caída, en 2014 España está a la cabeza de su crecimiento en Europa a un ritmo seis veces superior que la media de la UE.

Pues precisamente la revista Forbes ha publicado un análisis comparativo de los diferentes modelos que conviven en el continente, en concreto, sobre lo que cuesta en cada país ser autónomo. Francia es, según esta publicación, el que mejor se porta con este colectivo de trabajadores. De hecho, la revista puntúa el sistema galo en vigor con un 9,5 sobre 10. ¿El motivo? Pues, por ejemplo, que la existencia de cotizaciones depende de la profesión que se tenga así como de las ganancias que presente el trabajador. Además, los autónomos franceses no pagan ninguna cotización en el primer año de su actividad, ni siquiera una tarifa plana.

Reino Unido ocupa la segunda posición del ranking de Forbes, con una característica destacada: cuota fija para todos los trabajadores autónomos, que oscila entre los 13 y los 58 euros. De la misma manera, los autónomos ingleses no deben realizar declaraciones trimestrales de IVA, que se paga al final del ciclo fiscal dependiendo de las ganancias que tenga cada trabajador.

A este sistema la publicación le otorga ocho puntos. Al igual que al italiano, cuyo rasgo principal es que solo se paga en función de las ganancias que se tenga.

Con notable también, pero esta vez ‘bajo’, están los sistemas de Portugal y Holanda. En el primer caso por la inexistencia de cuota, así como por la falta de obligatoriedad del pago del IVA. Entre sus puntos más débiles se sitúa el abono del 24,5% de los ingresos anuales.

Por su parte, los holandeses autónomos abonan 50 euros al año de cuota. Entre los aspectos negativos, Forbes señala que el trabajador debe pagarse su propio seguro médico, que cuesta aproximadamente 100 euros mensuales.

Forbes sitúa a Alemania en el último puesto del ranking pues subraya como aspecto negativo la necesidad de pagar una cuota de 140 euros siempre que se superen los 1.700 euros limpios de ingresos al mes. De igual manera, los trabajadores autónomos deben hacer frente a un seguro médico, que oscila entre los 150 y 200 euros al mes.

Forbes, que no puntúa el modelo de España, considera que es un modelo caro respecto a los analizados anteriormente ya que en nuestro país es necesario hacer frente a una cotización social mensual mínima, que este año se eleva a 264, 44 euros mensuales. El autónomo debe, además, hacer declaraciones trimestrales de IVA, cuyas cantidades variarán en función de la facturación y del tramo de cotización. La revista indica que las diferencias son notables en ciertos apartados incluso teniendo en cuenta los descuentos en la cuota mensual para nuevos autónomos que ha implantado recientemente la Ley de Emprendimiento que aprobó el Gobierno.

En primer lugar, estos descuentos son sólo para nuevos trabajadores por cuenta propia. En segundo lugar, su aplicación permitiría pagar 53 euros mensuales durante el primer semestre. Cantidad que pagan, por poner un ejemplo, los autónomos holandeses a lo largo de todo un año.

Sobre este análisis de trazo grueso que ha realizado la publicación, ATA, Federación Nacional de Trabajadores Autónomos, considera que los sistemas de cotización y tributación de los autónomos en los diferentes estados miembro no son comparables.

De hecho los informes de derecho comparado en relación a los sistemas de Seguridad Social que hagan mención específica al trabajo autónomo son muy antiguos y prácticamente inexistentes. ATA reconoce, no obstante, que podemos aprender mucho de nuestros vecinos, y que evidentemente para los emprendedores sería aconsejable que se pagase lo mínimo durante los primeros años de actividad, pero no en detrimento de su protección social.

En este sentido, explican desde la Federación:

Hay que destacar que el único estado miembro en el que existe un estatuto propio del autónomo persona física, es España. Un estatuto que fue aprobado en el 2007 y ha sido mejorado en los años posteriores lo que ha supuesto que la protección social de los autónomos en cuanto a derechos es similar a la de los asalariados, pese a que las cuantías de las prestaciones no son iguales.

Según el Barómetro que ha publicado ATA, dos de cada tres autónomos considera que este año será el de la recuperación económica. Es más, no sólo prevén una mejoría de la economía en general, sino que al ser preguntados por su negocio únicamente el 14,9% considera que empeorará a lo largo de 2015 mientras que el 41,6% cree que mejorará.

economiadelavida@periodistadigital.com

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Emilio González

Emilio González, profesor de economía española, europea y mundial en la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de la Universidad Autónoma de Madrid.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído