LOS HOMBRES MIENTEN EL DOBLE QUE LAS MUJERES

Las falsedades más frecuentes en un currículum vitae

Exagerar las cualificaciones profesionales o las responsabilidades en puestos de trabajo anteriores son algunas de las mentiras más habituales que se incluyen en los CV y que detectan los encargados de la selección de personal

Las falsedades más frecuentes en un currículum vitae
Entrevista de trabajo. PD.

¿Quién no ha pensado alguna vez en falsear su currículum vitae, pensando que, en España, a diferencia de lo que ocurre en el mundo anglosajón, nadie suele llamar a ningún sitio para comprobar lo que uno pone en él, ni se pide adjuntar prueba alguna de cuanto se incluye en el mismo? ¿Quién no ha tratado en algún momento de adornar un poco sus experiencias profesionales o de maquillar sus carencias? Pues como esto forma parte de la naturaleza humana resulta que, a nivel mundial, se estima que uno de cada dos CV que se envían a los procesos de selección de personal está repleto de falsedades y que, en el caso de los estudiantes, este porcentaje llega hasta el 70%.

Los encargados de la selección de personal, por supuesto, no son tontos y saben perfectamente que los intentos de darles gato por liebre en un CV son muchos y muy variados. Por ello, y en contra de lo que usted piensa, porque no tiene constatación alguna al respecto, suelen comprobar su contenido, verificar lo que se dice en ellos poniéndose en contacto con las empresas donde ha trabajado el candidato o contrastando los datos con los perfiles que tienen los candidatos en las redes sociales. Vamos, que al final las mentiras tienen las patas muy cortas y todo termina por saberse.

¿En qué elementos de un CV se falta más a la verdad? Backgroundcheck, un organismo especializado en la verificación de las referencias incluidas en un currículum, ha identificado las mentiras más comunes en el mismo, es decir, ha señalado los principales elementos a investigar y comprobar en todo currículum.

1. Inflar las capacidades y competencias profesionales

El 57% de los candidatos que manipulan sus CV suelen presentar sus capacidades con niveles mejores de los que tienen en realidad. Por ejemplo, cuando afirman que hablan inglés correctamente aunque ese no sea el caso. Una mentira muy arriesgada porque si el puesto ofertado exige, en efecto, un buen nivel de inglés, el entrevistador comprobará necesariamente el nivel real del candidato. Si no se ha dicho la verdad, se corre el riesgo de pasar un mal trago, en el mejor de los casos.

2. Exagerar sus responsabilidades

El 55% de quienes faltan a la verdad en un CV exageran las responsabilidades que han tenido en empleos anteriores. Una simple llamada a los antiguos jefes basta para comprobar cuáles eran exactamente las responsabilidades del candidato. Si se ha mentido en este punto, lo más probable es que no se consiga el trabajo y la reputación del candidato se vea manchada.

3. Mentir sobre los periodos de trabajo

El 42% de las mentiras se refieren a las fechas en que se han desempeñado diferentes empleos. No se suele dudar a la hora de alterar un poco las fechas con el fin de encubrir vacíos difíciles de justificar o periodos largos de paro. Como en el caso anterior, quien esté a cargo de la selección de personal no va a pasar por alto este aspecto.

4. Cambiar la denominación del puesto de trabajo

El 34% de las mentiras consiste en modificar la denominación de los trabajos desempeñados Si se hace para darse importancia, eso no sirve de nada. Es mejor ser honesto y decir cuál es el verdadero puesto desempeñado, el que figuraba en la tarjeta de visita o en el contrato.

5. Atribuirse títulos y diplomas nunca conseguidos

El 33% de las falsedades están vinculadas con los títulos y diplomas que se indican en el CV. Es muy fácil comprobar lo que se dice en este apartado con las universidades y centros de formación. Este tipo de mentiras no se detectan necesariamente en el momento de la entrevista de trabajo, pero se pide copia de los títulos y diplomas en el momento de la firma del contrato. Se han dado casos de personas que han conseguido burlar este control pero al final acaban por ser descubiertos.

6. Inventarse empleos

A su vez, el 28% de las informaciones falsas se refieren a puestos de trabajo desempeñados que uno se ha inventado para el CV. Algunas personas, incluso, llegan a inventarse empleos en empresas que nunca han existido. Es muy arriesgado decir que uno ha trabajado en una empresa en la que jamás se ha puesto un pie. El mundo de la selección de personal es muy pequeño, con lo que ese tipo de mentiras es verdaderamente suicida.

7. Atribuirse méritos y recompensas ficticios

El 18% de las alteraciones de la verdad consisten en la atribución de méritos, recompensas o premios imaginarios. Un CV se vuelve mucho más difícil de creer cuando uno se atreve con ese tipo de mentiras. Además de que no sirven de mucho, es difícil pensar que quien hace una selección de personal se va a dejar engañar si se le dice que uno tiene una condecoración muy importante o es el número uno de su promoción. Todo eso es muy sencillo de comprobar.

Backgroundcheck señala también que ciertos sectores son especialmente meticulosos con la verificación de las informaciones que figuran en los CV, en especial todos los relacionados con el mundo financiero. Asimismo indica que, por regla general, los hombres mienten dos veces más que las mujeres.

Los encargados de la selección de personal no suelen mostrarse demasiado tolerantes con las mentiras en los CV. El 51% rechazan de forma sistemática a todo candidato en cuyo currículum encuentren falsedades, el 40% dice que depende de en qué parte esté la trama y solo el 7% está dispuesto a pasarlo por alto si consideran que, a pesar de ello, el perfil del candidato les resulta interesante.

economiadelavida@periodistadigital.com

Autor

Emilio González

Emilio González, profesor de economía española, europea y mundial en la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de la Universidad Autónoma de Madrid.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído