El Big Data, la personalización, el internet de las cosas o los comparadores, marcarán tendencia

El seguro se apunta al 3.0

Las redes sociales ayudarán a ofrecer soluciones adecuadas a las necesidades del cliente, cada vez más conectado con el desarrollo de estrategias como el e.servicing, que aumenta el autoservicio y permite gestionar una póliza de forma rápida y sencilla

El sector asegurador estará sometido a «grandes retos» este año. Lo decía Pilar González de Frutos, presidenta de Unespa, patronal del sector, durante la presentación de las principales cifras de 2014. Las aseguradoras facturaron 55.343 millones de euros en 2014 y prevén un «cambio claro» hacia la recuperación durante este año.

Pues bien, en este contexto es importante analizar las pautas que seguirá en los próximos meses. La compañía Direct Seguros destaca, por ejemplo, que se desarrollarán nuevos canales para permitir la interconexión mucho más directa, se apostará por un mayor conocimiento del asegurado y se tenderá también a la autogestión del siniestro a través de aplicaciones que sirven la información en tiempo real y los precios experimentarán una leve corrección al alza.

Las principales tendencias son las siguientes:

La importancia del dato: Big Data

El Big Data, el conjunto de datos que dejamos a nuestro paso por la red, transformará el sector asegurador. Las compañías aseguradoras se están dando cuenta de la utilidad de la información que tienen del cliente y de la importancia de saber identificar e interpretar los datos. Las redes sociales también ayudarán a conocer más de cerca al cliente y así poderle ofrecerle soluciones más adecuadas a sus necesidades. El Big Data será fundamental para entender, ganar y retener a los clientes.

Internet de las cosas: vehículos conectados

Este año el sector continuará evolucionando gracias también al Internet de las Cosas. En 2014 ya se lanzaron, por ejemplo, productos concretos para buenos conductores a condición de que el usuario suministrase información a través de un GPS. Esta tendencia hacia una transmisión continua de datos redundará en un mayor conocimiento de las necesidades y derivará en una mejor gestión de las pólizas, las reclamaciones o el riesgo asumido y ayudará así en la reducción del fraude. La industria automovilística apostará cada vez más por el desarrollo de coches conectados, la legislación europea, por ejemplo, forzará a instalar en cada vehículo vendido a partir de 2018 el sistema de emergencia eCall, que realiza una marcación al número 112 sin la intervención del conductor cuando detecta que se ha producido un accidente grave.

Personalización: un seguro para cada persona

El customer centric y la personalización son tendencia en todos los sectores, y los seguros no son una excepción. Cada vez es más importante la orientación al cliente y acceder a él mediante una buena gestión de la información. El reto de las aseguradoras será realizar una importante inversión en desarrollo del Big Data con el objetivo de conocer el comportamiento del consumidor. Se crearán productos, promociones y soluciones cada vez más sencillas, personalizadas y orientadas al cliente, para que sean relevantes y útiles para sus necesidades reales, sus preferencias y sus comportamientos.

Aplicaciones móviles para gestionar accidentes

Más del 50% de los conductores se muestra interesado en utilizar, o ya está utilizando, servicios tecnológicos durante un siniestro y el 33% de los accidentados las han utilizado alguna vez durante el proceso. A través de aplicaciones móviles, el conductor podrá poner en contacto a todos los implicados en la gestión del siniestro (aseguradora, talleres, grúa, etc.), pudiendo autoevaluar así los daños digitalmente. Durante este año se tenderá al autoservicio en la declaración del siniestro, a conocer la disponibilidad del taller y la información del proceso de reparación en tiempo real o la valoración del perito, y se apostará por mejorar la satisfacción del cliente.

La innovación tecnológica en los automóviles reducirá la siniestralidad

Los vehículos incorporan cada vez más desarrollos tecnológicos y esto tiene un impacto directo en el sector asegurador. Sistemas como el Frenado de Emergencia Autónomo, la Ayuda al Mantenimiento del Carril, la Detección de Fatiga, el Sistema de Aparcado Automático o la Monitorización de Ángulos Muertos son tecnologías que ayudarán a continuar reduciendo la siniestralidad este año y será un reto la creación de nuevas primas para vehículos que incorporen estas tecnologías. Según datos de la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (ANFAC), existen un total de 21 modelos de coche que cuentan ya con plataformas tecnológicas enfocadas a una verdadera estrategia de conectividad. En un futuro cercano comenzarán también a circular coches sin conductor, lo que hará que las aseguradoras contemplen el lanzamiento de nuevos productos para esta nueva modalidad de «conductor».

Cambio de tendencia en los precios de los seguros

El sector experimentará un leve crecimiento gracias a la recuperación de la economía. Para este año se espera una reducción del precio del petróleo y un crecimiento del 9% en volumen de ventas de automóviles , apoyado por la aprobación del nuevo Plan PIVE, lo que derivará en un aumento del uso del coche y por tanto de la siniestralidad, provocando posibles incrementos en las primas.

Desarrollo de nuevos canales de contacto

Ya sea a través del teléfono, chat o redes sociales, el cliente digital estará cada vez más conectado e informado y las aseguradoras tendrán que adaptarse y ponérselo fácil con el desarrollo de nuevos canales de contacto y estrategias digitales como el e.servicing, que aumenta el autoservicio del cliente y permite gestionar una póliza de forma rápida y sencilla. El 75% de las compañías aseguradoras piensan que esta transformación digital revolucionará el sector y permitirá mejorar claramente la experiencia cliente.

Los comparadores, partners clave

La tendencia para este año es que estos agregadores o comparadores aumenten su oferta con nuevos servicios orientados a cubrir las necesidades del cliente. Esto hará que además, tengan un mayor conocimiento del consumidor por lo que serán una referencia en el mercado.

economiadelavida@periodistadigital.com

Autor

Emilio González

Emilio González, profesor de economía española, europea y mundial en la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de la Universidad Autónoma de Madrid.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído