EN 2007, SEIS MAYORES DE CADA CIEN UTILIZABAN INTERNET; EN 2014 SON 26

Los mayores también se apuntan a las Redes Sociales

El mundo 2.0 conlleva muchas ventajas para estos nuevos usuarios, como la de permanecer en contacto con los amigos, compañeros y familiares en el momento que ellos quieran

Los mayores también se apuntan a las Redes Sociales
Jubilados, internet. PD.

La brecha digital entre los mayores y el resto de la población, se está reduciendo. Es lo que nos dice el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), que acaba de publicar el estudio Un perfil de las personas mayores en España, 2015.

Indicadores estadísticos básicos. En él se destaca que, en 2007, seis mayores de cada cien utilizaban internet y cómo este número se ha incrementado significativamente en 2014 hasta alcanzar los 26. Este aumento ha sido más considerable en las mujeres.

Nos podemos preguntar, al hilo de estos datos, qué es lo que provoca que cada vez más ciudadanos, entre los mayores, descubran el mundo digital.

Según los expertos, gran parte del mérito se lo llevan las redes sociales, que han cambiado la forma de relacionarse y se han convertido en una nueva herramienta de entretenimiento. La más popular es Facebook, con 800 millones de usuarios suscritos a ella en el mundo, un número equiparable al de los habitantes de un continente. En España es la red social favorita, según los datos del Observatorio Nacional de las Telecomunicaciones y de la Sociedad de la Información.

Y es que, de acuerdo con la Encuesta sobre Equipamiento y Uso de Tecnologías de la Información y Comunicación en los Hogares, realizada por el Instituto Nacional de Estadística, se está produciendo un notable incremento en la utilización de las tecnologías por las personas mayores situadas en la franja de edad de 65 a 74 años. Así, en los últimos años la utilización del móvil por este colectivo ha aumentado del 68,2% al 76,2%. El uso del ordenador crece del 22,4% al 30,7%.

Pero el mayor incremento lo experimenta el uso de internet que, en los cuatro últimos años, ha aumentado del 16,4% al 25,2%, casi nueve puntos.

Un cambio de tendencia que ha recogido también la Fundación Vodafone, que ha preguntado al respecto a dos mil personas de entre 56 y 70 años: un 43% ha reconocido que son usuarios. En esta franja de edad, un 26% navega en redes sociales. Su favorita es, por supuesto, Facebook, que sirve, fundamentalmente, para comunicarse con familiares y amigos. Los que tienen menos edad también la utilizan para contactos profesionales aunque lo más habitual es buscar compañía.

Sin embargo, la falta de privacidad o pérdida de intimidad, unido a la posible suplantación de la identidad, frenan el crecimiento del número de personas mayores que se entretienen con estas plataformas. «En todos los casos hay una cierta reticencia a la posible ‘pérdida de tiempo’ que puede suponer un uso intensivo de redes sociales. Quizás por ello, las personas con un nivel formativo medio-bajo, consideran de forma mayoritaria que no harán un uso mayor de las redes sociales en el futuro del que hacen actualmente, mientras que el resto sí ve factible que se incremente dicha utilización», indica la encuesta de la Fundación Vodafón.

Por lo tanto, se aprecia la buena disposición de algunos mayores, tanto hombres como mujeres, quienes declaran tener una fuerte motivación por aprender a desenvolverse en las redes sociales.

En este sentido VidaCaixa explica en su blog que entrar en el mundo 2.0 conlleva muchas ventajas para estos nuevos usuarios. «El mayor beneficio es el de permanecer en contacto con los amigos, compañeros y familiares en el momento que deseen y dedicándole el tiempo que ellos quieran, realizando acciones que todos venimos haciendo a lo largo de nuestra vida, como es decir lo que pensamos, comentar noticias, charlar, escuchar lo que hacen y piensan otros, saber dónde están y conocer lo que están haciendo», explica Pepe Tomé, socio director de la agencia de estrategia, acción y medición digital Zinkdo

En definitiva, lo que todos los expertos parecen tener claro es que las redes sociales pueden servir para reducir la sensación de soledad, para permitir una comunicación más fluida con personas que se encuentran lejos o para conocer otras personas en su misma situación.

economiadelavida@periodistadigital.com

Autor

Emilio González

Emilio González, profesor de economía española, europea y mundial en la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de la Universidad Autónoma de Madrid.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído