Ha creado más de 14.000 nuevos puestos de trabajo en los últimos quince meses

Economía social: emprendimiento y empleo frente a la crisis

La transformación de algunas compañías ordinarias en dificultades en empresas de economía social ha sido su tabla de salvación. Por ejemplo, la reconversión de la conocida INOXCRON, también hoteles y colegios como el Siglo XXI en Mazarrón

Es una realidad, y lo constatan los hechos, que la situación económica generada a partir de 2008 con la ausencia cada vez mayor de empleo por cuenta ajena, ya sea público o privado, ha sido la que ha originado que millones de españoles conozcan de cerca la palabra «emprendimiento».

De tal manera que la necesidad de continuar ligado al mundo laboral y los miedos, en muchos casos, a hacerlo solo -o la imposibilidad de conseguir recursos- han hecho que la alternativa del autoempleo colectivo, absolutamente ligado a la economía social, aumente. Se trata de un sector que ha demostrado gran capacidad para abordar el reto del emprendimiento empresarial mediante fórmulas colaborativas, como las cooperativas y otras empresas participativas denominadas sociedades laborales en las que la mayoría del capital social pertenece a personas que, simultáneamente, son ‘sus’ trabajadores, lo que les convierte en socios/trabajadores.

«Compartir un proyecto, compartir riesgos, redistribuir los excedentes y hacer de tu proyecto compartido tu proyecto de vida ha abierto expectativas a miles y miles de personas. Podríamos decir, sin temor a equivocarnos, que en 2014 han sido más de 100.000 personas las que se han acercado, consultado, intentado y conseguido en muchos casos poner en marcha un proyecto con el apoyo de alguna organización de economía social en los diferentes territorios, en las diferentes comunidades autónomas» cuenta a Economía de la Vida José Antonio Pedreño, presidente de la Confederación Empresarial Española de la Economía Social (CEPES).

Todos sabemos que la falta de financiación y la dificultad para conseguirla es el principal obstáculo al que se enfrentan estos emprendedores, que se ubican principalmente en el sector servicios, sin descartar proyectos industriales y del sector terciario en muchos casos. «Cualquier actividad», dice Pedreño «taxi, teatro, energías renovables, consultoría, asesoría, restaurantes, academias, tanatorios, granjas de cabras y conejos… es susceptible de realizarse desde una empresa de economía social, especialmente cooperativas o sociedades laborales. Está de moda -mitad necesidad, mitad voluntad- la elección de esta forma de empresa que apuesta por un empleo estable, y por otra forma de entender la vida».

Y precisamente la transformación de algunas compañías ordinarias en dificultades a la economía social, ha sido su tabla de salvación. «Han sido decenas las que se han reconvertido en empresas de economía social, especialmente cooperativas, para salvar cientos y cientos de puestos de trabajo abocados a su desaparición», explica el presidente de CEPES que enumera casos como INOXCRON (fábrica de plumas, plumillas y bolígrafos), en Barcelona, pasando por una empresa de restauradores de campanas en Valencia y llegando a PROFINOX en Murcia, dedicada al acero industrial.

Empresas que cerraban porque el jefe no tenía voluntad o capacidad para seguir y pasaron a manos de sus trabajadores, hasta hoteles que continúan gestionados bajo la forma cooperativa, o explotaciones ganaderas que se salvan por su conversión.»También hay colegios que son reconvertidos. Por ejemplo Siglo XXI, en Mazarrón, o Ciudad del Sol, en Lorca, han hecho que España sea, según datos de la Confederación Europea de Cooperativas de Producción, CECOP, el primer país europeo en reconversión de empresas mercantiles en empresas cooperativas y Murcia la primera región de España y Europa, seguida de Navarra y País Vasco», apunta José Antonio Pedreño.

Por cierto que, el portal de emprendedores de CEPES recibió más de 5.000 visitas en 2014. Se trata de un espacio online que, tal y como se indica en la propia web de la Confederación, «ofrece orientación sobre emprendimiento en fórmulas de Economía Social, así como indicación detallada sobre las diferentes ayudas e incentivos para emprender en las diferentes modalidades de las empresas del sector».

Está dividido en tres grandes áreas: ¿Cómo puedo emprender?, ¿Dónde me asesoran para emprender? y ¿Qué tipo de ayudas e incentivos puedo encontrar?

La Economía Social en España representa 12.5% de empleo y el 10% del PIB. Ha creado más de 14.000 nuevos puestos de trabajo en los últimos quince meses.

economiadelavida@periodistadigital.com

Autor

Emilio González

Emilio González, profesor de economía española, europea y mundial en la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de la Universidad Autónoma de Madrid.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído