Cuatro de cada diez mujeres al frente de una familia monoparental está en paro y más de la mitad es desempleada de larga duración.

Facilitar el empleo a mujeres en riesgo de exclusión

Acercando al empleo, es un programa que ofrecerá de manera gratuita, atención y orientación personalizada para promover su acceso al trabajo en igualdad de condiciones, y también la conciliación.

Facilitar el empleo a mujeres en riesgo de exclusión
Mujer, maltrato, violencia de genero.

Dice la Fundación Luis Vives, en un documento sobre pobreza, desigualdad y exclusión social, que las nuevas bases de las desigualdades sociales están siendo y serán: la inmigración, como ejemplo de personas vulnerables a dinámicas de exclusión, el incremento de personas dependientes y las nuevas formas de familia con el aumento de hogares monoparentales, en las que sobre todo son las mujeres las que más expuestas están a situaciones de exclusión afectadas especialmente por paro estructural y de larga duración. Si a estas circunstancias añadimos que una mayoría tiene más de 45 años, la cosa se complica, ya que su situación de desempleo es debida, en gran medida, al hecho de haberse ocupado del cuidado de sus hijos. «Cuando el abandono ha sido temporal, nos encontramos, asimismo, con una nueva situación en el proceso de reinserción laboral: se presupone que han perdido aptitudes, que han quedado obsoletas y reengancharse suele ser difícil».

En este sentido, Adecco, a través de su Fundación y del mecanismo financiero del Espacio Económico Europeo denominado EEA Grants, en el que intervienen Noruega, Islandia, Liechtenstein, y el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad en España, ha puesto en marcha el proyecto Acercando al empleo, con el fin de avanzar en la igualdad de género y en la conciliación de la vida laboral y familiar de las mujeres. Este programa permitirá ofrecer de manera gratuita y en las comunidades autónomas de Andalucía, Comunidad Valenciana y Canarias, atención y orientación personalizada a aquellas en riesgo de exclusión y en búsqueda de empleo. «Las beneficiarias directas serán mujeres con responsabilidad familiar no compartida y/o mujeres víctimas de violencia de género residentes en estas comunidades», explican desde la Fundación que refleja en un reciente informe que 4 de cada 10 mujeres al frente de una familia mono parental está en paro y más de la mitad es desempleada de larga duración.

«Acercando al Empleo, permitirá que las beneficiarias reciban orientación laboral y diseñen un itinerario personalizado, adecuado a su perfil y necesidades» dicen los impulsores del proyecto cuyos consultores, expertos en RRHH, compartirán estrategias para mejorar la búsqueda de trabajo, desarrollar sus habilidades profesionales, identificar su perfil profesional, así como todas las herramientas y cauces para superar con éxito un proceso de selección.

El plan, que arrancó en el mes de octubre, tiene prevista una duración de 12 meses para la realización de todas sus actividades entre las que se encuentran compartir el conocimiento de buenas prácticas desde los países donantes. 2En este caso, para el proyecto «Acercando al Empleo», se contará con Noruega como país de referencia para transmitir los casos de éxito que han desarrollado los programas de igualdad y generación de empleo para mujeres. Además y como parte de la sensibilización corporativa para la contratación de mujeres en riesgo de exclusión», explica Adecco, «se realizarán diferentes jornadas de Responsabilidad Social Empresarial en Alicante, Valencia, Sevilla, Málaga, Tenerife y Las Palmas de Gran Canaria, que se enfocarán en el valor de la diversidad en la empresa, la mejora de las políticas de contratación, los beneficios a empleados y el compromiso con el tejido social en mayor riesgo».

Desde la Fundación aportan datos que reflejan la desigual situación de las mujeres en el mercado laboral y señalan que aunque se ha reducido la brecha en los últimos años, la tasa de paro actual de la mujer continúa siendo superior a la de los hombres (de un 25% frente al 23% de los hombres). Además la tasa de actividad de la mujer sigue siendo muy baja en comparación con la de los varones. Concretamente del 53%. En otras palabras, el 47% de las mujeres en edad laboral no tiene empleo ni lo busca. Frente a esto, la tasa de actividad masculina se sitúa en un 65% y el porcentaje de hombres en edad laboral que no tiene trabajo ni lo busca desciende hasta el 35%.

En 2014 el 55% de las personas que buscaron su primer empleo eran mujeres.

economiadelavida@periodistadigital.com

Autor

Emilio González

Emilio González, profesor de economía española, europea y mundial en la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de la Universidad Autónoma de Madrid.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído